Las autoridades de turismo deberían estar ocupadas en la vacunación y la seguridad y establecer acuerdos con el mundo para que todas las vacunas aplicadas sean permitidas como un proceso de blindaje en materia de salud y de frente a esta pandemia. 

De lo contrario, el turismo seguirá siendo uno de los sectores más lastimados y sin recuperación de la caída que presenció en 2020, de 80%, la más brutal de su historia. 

Se recupera este año, sí, pero tan sólo 27%, lejos de un verdadero repunte. 

¿Que la opción es el turismo nacional? La realidad es que no alcanza para poder reactivarlo, tan sólo el gasto de un extranjero que llega a territorio nacional asciende a unos 1,400 dólares, en tanto el gasto de un turista nacional promedia los 300. 

Aunado a ello, el turismo está ligado prácticamente a todos los sectores de la economía, su aporte a la generación del PIB es de hasta un 15%. Este año será diferente, considerando que de los 330 millones de empleos que aportaba se han perdido 290,000 formales y más de 2 millones de informales, más los relacionados indirectamente con la actividad. 

Los dos máximos organismos mundiales en materia de turismo, la Organización Mundial del Turismo (OMT), encabezada por Zurab Pololikashvili y el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo, liderado por Gloria Guevara Manzo, plantearon, con la llegada de las vacunas, una amplia recuperación para 2021. 

Sin embargo, platicando con Adalberto Füguemann, quien fuera director de servicios de Fonatur, la segunda y la tercera ola del Covid-19 y la nula recuperación observada en los primeros meses de 2021, con una caída mundial de cerca del 70%, y del 60% para México, obligó a ambas instituciones a convocar a reuniones de emergencia de alcance mundial (abril y mayo) con el tema central enfocado a fórmulas y mecanismos para superar la pandemia o vivir con ella. 

Aunado a ello, ahora hay 10 millones más de pobres que no viajarán ni al pueblo mágico más cercano, y la inflación que pega directo al bolsillo de los mexicanos no está a nuestro favor. 

De ahí que para reactivar el sector turístico se deberá hacer un mayor esfuerzo que detonar el turismo interno, se requerirá de revisar las lecciones de la historia, quizá sea mejor incentivar al turista bajando precios y tarifas, que disminuir la afluencia con precios inaccesibles para la mayoría. 

En este tenor veremos el cambio de estafeta al interior de Concanaco-Servytur, donde se perfila en la delantera Octavio García Méndez, actual vicepresidente de la comisión laboral de la misma confederación, a quien, por cierto, le avalan no sólo muchos industriales sino su trayectoria en la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco) y en organismos nacionales e internacionales como la OIT. 

Experiencia que, sin lugar a dudas, será de gran utilidad para el sector comercio, servicios y turismo de llegar a la presidencia el próximo 9 de septiembre. 

A fin de que la confederación siga impulsando su presencia en los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial e incida en las políticas públicas para la reactivación de los mercados nacional e internacional. 

Porque los retos serán enormes para el gremio y se requiere de gestiones para avanzar, en vacunación, seguridad, inversión, certeza jurídica, e impulso en los puntos que la confederación dejó en stand by, de frente a una situación compleja, y la falta de organismos que desaparecieron en este sexenio y que debilitan la labor que pudo hacer la Secretaría de Turismo, al mando de Miguel Torruco.

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.

Lee más de este autor