Si algo ha caracterizado al Presidente Trump desde los inicios de su campaña, es su discurso poco sensible, irritante, carente de respeto y en ocasiones ofensivo contra las minorías.

Una publicación de Huffington Post afirma que desde que Trump entró a la Casa Blanca ha enviado más de 160 tuits utilizando la frase “fake news”. Al parecer al mandatario, la frase no sólo le ha gustado, sino que además le ha resultado cómoda para descalificar cualquier situación o noticia que no le acomoda.

A Trump le gusta particularmente relacionar a CNN con los fake news, lo cual no resulta extraño pues CNN es quizá la cadena norteamericana que más ha criticado las posturas republicanas y ahora con mucho mayor fuerza las de Trump.

El problema deja de ser una simple batalla entre la Casa Blanca y un medio en el momento en que este comportamiento genera reacciones de odio en una sociedad obsesionada con los medios y las noticias, rebasada por diferencias raciales y de clase y sobrearmada.

En enero, las autoridades federales detuvieron a un adolescente de 19 años que en días anteriores habría realizado 22 de llamadas a las oficinas de la CNN para amenazar que acabaría con todo el equipo de CNN a balazos, por sus fake news palabras más, palabras menos. Cabe aclarar que este joven ya tenía en su haber, un historial de llamadas agresivas en contra de un centro islámico en Michigan.

Si bien es cierto que estamos inundados por las famosas fake news y las audiencias de los noticieros y las redes sociales cada vez tenemos que ser más selectivos y prudentes ante lo que leemos y escuchamos, el problema del abuso de este término por el Presidente Trump ha generado una reacción en cadena. Cada vez que Trump utiliza el término fake news es como si mandara una señal de alerta a sus seguidores para atacar y descalificar a la prensa o a periodistas críticos de sus gestiones. CNN es uno de los múltiples medios que ha sido repetidamente descalificado por Trump, además de ABC, CBS, el New York Times y la NBC.

Coincidentemente, esta semana Facebook publicó en sus páginas una serie de recomendaciones para alertar a sus usuarios contra la recepción y difusión de noticias falsas. Esto viene quizás, a raíz del escándalo en el cual Facebook está metido por presuntamente colaborar con datos que pudieron haber ayudado a la exitosa campaña de Donald Trump.

En otro tema

Tomando como base formatos como el exitoso programa Ninja Warrior, Televisa estrenó este lunes 19 a las 8pm, por Canal 5, el reality Reto 4 elementos, naturaleza extrema, que constará de 76 episodios, en donde los participantes sortearán más de 200 pruebas, y el cual se graba en locaciones mexicanas de la Riviera Maya, México. “Traer en versión mexicana programas como Ninja Warrior, es de suma importancia. Estaremos cuatro meses al aire, con más de 200 pruebas. En enero comenzamos la preproducción y aún estamos desarrollando algunas dinámicas. Es un proyecto muy grande. No es un programa de supervivencia como se piensa” comentó Frank Scheuermann, director de Formatos de Entrenamiento de Televisa y responsable de este proyecto.

La conductora del programa es la carismática y guapa Monserrat Olivier, a quién acompañan más de 200 personas en producción y equipo técnico desde Argentina. Las 32 celebridades participan en intensas competencias, donde enfrentarán a los cuatro elementos de la naturaleza: agua, aire, tierra y fuego. Los concursantes están divididos en ocho equipos, de acuerdo a sus perfiles profesionales.

En su estreno el pasado lunes 19 de marzo, Reto 4 elementos se ubicó como el programa más visto de la televisión abierta. El programa registró 3 millones 70 mil personas, superando a su competencia directa, “Mi pareja pueda” de Azteca 7, por más de 188%. También, superó el estreno de La Isla por más de 167% (1 millón 148 mil) y el estreno de Exatlón por más de 70% (1 millón 802 mil).

Deseamos suerte a la televisora con este esfuerzo por seguir generando contenido relevante y de alta calidad.

Antonio Aja

Columnista

Showbiz