Los datos estadísticos no van a estar del lado del gobierno de Andrés Manuel López Obrador porque van a mostrar el tamaño de incompetencia para gobernar. Empezando por las muertes en México por la Covid-19, estimadas por esta administración en 6,000, van camino a las 60,000.

La 4T, que tanto se queja de los neoliberales, pero manipula las cifras estadísticas de la economía de tal manera que haría sonrojar al más tecnócrata de los gobiernos pasados.

Claro que, a diferencia de los que sí saben de cómo aplicar buenos maquillajes estadísticos, en estos tiempos la manipulación es burda e inverosímil, pero lo hacen porque hay 52% de los que votan que todavía creen con los ojos cerrados en lo que llaman la Cuarta Transformación.

Tanto así que sin pudor se juega con uno de los indicadores más delicados de cualquier economía nacional: el empleo.

A la mayoría de la gente nada le dice el indicador de la Inversión Fija Bruta, vamos, ni siquiera puede haber plena comprensión de lo que es la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo. Pero tener o no tener trabajo, tener o no ingreso, lo entienden todos.

Por eso, se necesita mucha cachaza para declarar el inicio de la recuperación laboral con el dato preliminar de la creación de 10,000 empleos que dio a conocer el viernes el presidente López Obrador y que al día siguiente aumentó a 15,000 empleos recuperados, registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Deja López Obrador la sensación de que su estrategia económica permite la recuperación de hasta 5,000 fuentes de trabajo al día.

Pero ni con esta cifra fantástica le alcanzaría todo lo que resta del año para cumplir con sus propias promesas.

Sólo en cuanto empleos registrados ante el IMSS, como consecuencia del parón económico por la pandemia, se perdieron 1 millón 114,000 plazas laborales.

Pero como en México el empleo formal con seguridad social es la minoría, se reportaron más de 12 millones de personas que tanto en la formalidad como en la informalidad perdieron su actividad productiva. Y 20 millones que en total reportaron haber perdido al menos una parte de su ingreso.

Tenemos, entonces, 15,000 empleos formales recuperados, reportados ante el IMSS, y 4.8 millones de personas que, de acuerdo con el Inegi, de los 12 millones que perdieron su actividad económica, están de vuelta en su labor remunerada, esto hasta junio pasado.

Faltaría conocer cuántos informales recuperaron sus ingresos en julio y en esta primera parte de agosto, pero todavía se antoja una cifra lejana a las posiciones perdidas.

Así que en el sector formal faltarían 1 millón 100,000 plazas por recuperar, descontando las 15,000 que presume el presidente. Y no hay que olvidar que tenemos que sumar los dos millones de nuevos empleos que prometió Andrés Manuel López Obrador también para este año.

Así que, se tendrían que recuperar unos 10 millones de empleos en los 140 días que le quedan al 2020, esto es a razón de 72,000 plazas diarias, para cumplir con la “V” en la que insiste el presidente. Por aquello de los números alegres.

Enrique Campos Suárez

Conductor de Noticieros Televisa

La Gran Depresión

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, con especialidad en finanzas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y maestro en Periodismo por la Universidad Anáhuac.

Su trayectoria profesional ha estado dedicada a diferentes medios. Actualmente es columnista del diario El Economista y conductor de noticieros en Televisa. Es titular del espacio noticioso de las 14 horas en Foro TV.

Es un especialista en temas económico-financieros con más de 25 años de experiencia como comentarista y conductor en radio y televisión. Ha formado parte de empresas como Radio Programas de México, donde participó en la radio empresarial VIP. También formó parte del equipo directivo y de talento de Radio Fórmula.