Todo es perfectible. Muchas veces he escuchado esta frase, incluso cuando se constituye una reforma. 

Pero esta expresión parece no estar dentro de la genética de Banxico, que encabeza Alejandro Díaz de León, ¿será que desde que nació, en septiembre de 1925, se hizo a la perfección? 

La reforma que se quedó en la antesala de la Cámara de Diputados, que dirige Dulce María Sauri, contempla que el banco central compre los dólares en México y sea el interlocutor con Estados Unidos para que sean devueltos. 

En orden puro, la problemática que se busca erradicar son los billetes verdes excedentes. La llegada de dólares físicos al país, por la gran interrelación que se tiene con el socio comercial del país de la frontera norte, ya supera los niveles permitidos por Estados Unidos. 

Es por ello que urgen opciones para evitar mercados alternos, como se conforman en países como Perú y Argentina. 

¿Que se violenta la autonomía y se pone en peligro a Banxico, de frente al lavado de dinero? Los constitucionalistas coinciden en que no hay afectación alguna a la autonomía.  

Los dólares que compraría Banxico provendrían de los grupos financieros, quienes en teoría tienen un proceso de revisión, esquemas antilavado de dinero, los cuales, incluso, se han caracterizado como los mejores del mundo. 

¿Que las autoridades de EU dicen no a recibir mayores dólares de regreso? Cómo culparlos, cuando ni siquiera el propio banco central de México quiere comprar los dólares excedentes. Incluso, cuando hoy su propia estructura y artículos se lo permiten. Echemos un vistazo al artículo 20. 

Entonces, cómo pedirles a las autoridades norteamericanas que lo acepten, si desde territorio nacional el propio Banxico no confía en los mecanismos que hoy establece la CNBV, al mando de Juan Pablo Graf y la SHCP, que comanda Arturo Herrera Gutiérrez, y el operar de los grupos financieros. 

Lo cierto es que el tema no está descartado, nos aseguran que desde los primeros días de 2021 serán primordiales las gestiones y el diálogo al respecto. 

Que habrá mesas de diálogo donde intervengan directivos de la Asociación de Bancos de México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, legisladores, autoridades de la Secretaría de Hacienda, de Banxico, así como autoridades y directivos de la SEC, la Fed y la oficina antilavado de EU. Todo a fin de establecer acuerdos. 

Cerrar la puerta a la moneda verde no sería opción para el territorio nacional. Los estados fronterizos y algunos del sur prácticamente son encabezados en sus economías por el dólar. 

El turismo, la industria de salud, los servicios fronterizos, son las principales vías de la llegada de dólares. ¿Las remesas? Éstas casi en su totalidad son electrónicas, de ahí que no son un problema. 

No soy partidaria de reformas como la eliminación del outsourcing, ni tampoco creo que sea viable el alza en los niveles del salario mínimo, o del nivel en que quedaron las Afores, creo que son perfectibles, en pro de un país, sí. 

Pero también creo que es momento de tomar en serio la reforma a Banxico, sin desgarrarnos las vestiduras. Todo es perfectible.

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.

Lee más de este autor