Si tiene arriba de 35 años, seguramente vivió su infancia sin teléfonos celulares. ¡Ahora, imagine que alguien le hubiera dicho que en 2021 usted podría adquirir un smartphone por ¡600 pesos! O más aún, imagine su cara si le hubieran dicho que se podría gastar 60 mil pesos en uno que sacara fotografías de mayor calidad y nitidez que casi cualquier cámara de un precio equivalente en el mercado. La semana pasada hacíamos referencia en esta columna a la escasez de estos aparatos debido a la escasez en componentes electrónicos. 

Será interesante ver si esta escasez repercutirá en el precio final de estos aparatos en los próximos meses.

Hoy en día en México, prácticamente todo mundo que tiene un teléfono móvil, usa un smartphone, de acuerdo al resultado del ENDUTIH 2020, 91.8% de los usuarios de telefonía celular usan uno. 

De acuerdo con un reciente estudio publicado por CIU, hay varios factores sobre los cuales los mexicanos tomamos nuestra decisión de compra a la hora de escoger un smartphone, pero efectivamente, el precio sigue siendo el más importante. De hecho, casi 65% de la población considera que el precio es la variable más importante. Sin embargo, el gasto por persona en este tipo de aparatos ha aumentado sustancialmente. Ejemplo, en promedio gastamos 6.7% más en el 2° trimestre de 2021 que en el mismo periodo del año anterior y al mismo tiempo el promedio de tiempo que la gente mantiene su smartphone ha aumentado de 12 a 24 meses.

Según el mismo estudio, además del precio, otros componentes sumamente relevantes a la hora de escoger un teléfono inteligente son la capacidad de almacenamiento, la cámara, el procesador y la duración de la batería. Estos otros componentes nos dan una importante idea de lo que los usuarios dependemos de estos poderosísimos aparatos y la diversidad de actividades que una buena memoria, un  procesador, una cámara y una batería nos permiten.

Pero desde luego, de muy poco nos sirve un teléfono inteligente si no tenemos acceso a internet. 

Y hablando del tema...

 En los últimos 12 meses, izzi ha destinado inversiones para desplegar más de 10 mil antenas o “izzi spots” en espacios públicos de toda la República Mexicana. 

Con esta infraestructura, los suscriptores pueden tener acceso a wifi gratuito cuando se encuentren fuera de sus hogares y/o negocios. 

Los “izzi spots” se encuentran ubicados en aeropuertos, centros comerciales, restaurantes, parques, cafeterías, estaciones de servicio y universidades, entre muchos otros espacios públicos. 

Así, para conectarse a internet en los "izzi spots", los suscriptores únicamente tienen que ingresar su clave de acceso izzi en sus dispositivos y comenzar a utilizar la red.

Antonio Aja

Columnista

Showbiz

Lee más de este autor