Los medios masivos de transporte en las ciudades mejoran la calidad de vida de los ciudadanos.

Los medios masivos de transporte generan economías de escala en las ciudades, las que reducen el consumo de combustibles, optimizan el uso de los espacios urbanos y agilizan el tránsito vehicular. Esto se traduce en una mejor calidad de vida para los ciudadanos, al reducir sus tiempos de traslado y mejorar el ambiente, así como una mayor competitividad para la economía.

En el caso del transporte interurbano, los medios masivos presentan ventajas adicionales: mayor seguridad y fortalecimiento de la conectividad regional. La factibilidad de realizar traslados entre ciudades en tiempos razonables, de forma segura y a un costo accesible, abre posibilidades que vigorizan el mercado laboral, impulsan la integración económica y fortalecen los vínculos sociales.

El tren, en sus distintas modalidades (ligero, Metro, suburbano, así como interurbano convencional o de alta velocidad), es un medio masivo de transporte eficiente, seguro y sustentable que genera economías de escala muy importantes y, por lo tanto, de alta rentabilidad social.

No obstante, la movilidad urbana y suburbana de pasajeros en México se ha caracterizado por un uso excesivo del automóvil y sistemas de transporte público de baja calidad y con largos tiempos de recorrido, que han resultado en una alta congestión y crecientes emisiones de carbono.

En lo que se refiere al transporte interurbano, en México 98% de los pasajeros se traslada por autotransporte, 1.6% lo hace por avión, 0.3% por vía marítima y menos de 0.1% por tren.

El uso del autotransporte interurbano en regiones de alta densidad poblacional e interdependencia económica genera flujos vehiculares que aumentan el consumo de combustibles y la accidentalidad. Además, la velocidad de desplazamiento limita la longitud de los viajes realizables cotidianamente y, por lo tanto, el alcance de la integración regional.

Para mitigar estos problemas, el gobierno federal ha planteado una ambiciosa política que privilegia el uso de medios masivos de transporte de pasajeros para atender necesidades urbanas, suburbanas e interurbanas.

El Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes 2013-2018 incluye entre sus objetivos generar condiciones para una movilidad de personas ágil, segura, sustentable e incluyente, para lo cual prevé construir ferrocarriles interurbanos de pasajeros e impulsar obras clave de transporte masivo urbano.

En coordinación con los gobiernos estatales y municipales, se impulsan, en otras poblaciones, proyectos de transporte masivo de pasajeros congruentes con planes de movilidad urbana sustentable.

Un porcentaje importante de los mexicanos pasa hasta cuatro horas diarias en el tránsito. Es responsabilidad del Estado dotar de sistemas de transporte seguros y sustentables que liberen parte de ese tiempo, a fin de que los ciudadanos puedan invertirlo en actividades que mejoren su calidad de vida y amplíen sus posibilidades de desarrollo, lo que a su vez incide positivamente en la productividad y competitividad de la economía nacional.

*Subsecretaria de Transporte de la SCT