Sin duda, la aplicación de aranceles al aluminio de 10% y de 25% al acero, anunciados recientemente por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump a nuestro país, ha caído como balde de agua fría a empresarios de este sector, por lo que se pensaría que todos quienes se dedican a este sector resultarían verdaderamente afectados por esto que se ve como una especie de provocación y un berrinche del mandatario norteamericano, para iniciar una guerra de proteccionismo. Pero dentro de todo el mar de declaraciones que conocemos hasta hoy y mientras se espera la respuesta a la petición de los afectados para tener cuanto antes una respuesta de la Organización Mundial de Comercio, hay quienes piensan que esta decisión procedente del país del Tío Sam, no les afecta en absolutamente nada. Resulta que la Asociación Mexicana de Envase y Embajale (AMEE), que encabeza Hiram Cruz, está confiada en obtener niveles de crecimiento importantes, pese a la decisión procedente del país de las barras y las estrellas.

Ésta es una de las industrias en México que ocupa en gran medida la hojalata y aluminio para sus procesos de producción por lo que se dice preparado para enfrentar la contingencia que se presenta actualmente por la decisión de Trump. De cualquier forma, si usted analiza los datos, el sector crece a ritmos importantes. Al cierre del 2017 el valor del mercado de empaques y embalajes fue nada menos que de 14,200 millones de pesos, que representa un incremento de 5.4% respecto a un año antes. La producción de envases y embalajes en volumen representó 12 millones de toneladas el año anterior, un aumento de 5.15% respecto al año previo. Nos enteramos que la aplicación de aranceles de Estados Unidos a la AMEE no representa un gran impacto para el sector como podría suponerse, y es que por ejemplo, actualmente el 100% del aluminio que se utiliza en el país para empaques es reciclado, de ahí que las importaciones de aluminio para esta industria es un asunto menor.

Por otra parte, algo que llama la atención, es que en el tema de la hojalata, que sirve para el enlatado de atún, sardinas, conservas, sopas, etc, también está cubierto debido a la producción local que se tiene de este insumo que asciende a unas 782,000 toneladas. Así, el panorama de los inversionistas dedicados a ese negocio, quienes afirman que estas decisiones les hacen lo que el viento a Juárez.

SAT, por cuidados a la salud

Uno de los sectores que más bonanza han tenido en los últimos años en México es el de la salud, mismo que actualmente equivale a 5.6% del Producto Interno Bruto total del país, además de representar ya más de 2.4 millones de empleos directos, repartidos en los bienes y servicios finales relacionados con la prevención, cuidado y mantenimiento de la salud humana.

Sin embargo, con este boom también han aparecido en los últimos años decenas de empresas “patito” que ofertan servicios de enfermería y cuidado a los pacientes, tal sería el caso de Health Care Assistance, de Samantha Rincón Pérez, quien se sabe no sólo tendría al Servicio de Administración Tributaria de Osvaldo Santín, tras sus operaciones financieras; sino que firmas de la talla de Seguros Monterrey New York Life, de Gustavo Cantú, y GNP Seguros, de Mario Vela, quienes trabajan con esta empresa, estarían revalorando continuar con su proveeduría.

Lo anterior debido a que la firma con sede en el Estado de México y cuyo representante legal es José Carlos Chew López, estaría en el radar por irregularidades como el incumplimiento del pago de las cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social de sus empleados, así como una posible elusión fiscal. ¡Imagine que aún existan empresas que por años hagan sus declaraciones fiscales casi en cero pesos!

Julio Pilotzi

Columnista de Negocios

Split Financiero

Periodista con 20 años de experiencia en los medios de comunicación. Colabora actualmente en el Noticiero En los Tiempos de la Radio de Óscar Mario Beteta.