Buena labor

Por segundo año consecutivo, Banco Santander México, que dirige Héctor Grisi, recibió el reconocimiento como empresa líder en Responsabilidad Social del IPC Sustentable de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por ser ejemplo de gobierno corporativo, responsabilidad social y cuidado al medio ambiente.

Ello sucedió durante el X Foro de Emisoras de la BMV, donde se anunciaron los resultados de la evaluación hecha por entidades académicas expertas en responsabilidad social, con base en acciones adoptadas por las emisoras del IPC sustentable en materia de sustentabilidad, políticas ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

En esa evaluación, Banco Santander México recibió las puntuaciones más elevadas de entre las empresas listadas por su destacado cumplimiento e impulso a estos rubros, lo que reconoce su liderazgo y constancia como banco responsable. Santander forma parte del IPC Sustentable desde hace seis años.

En materia de responsabilidad social, Santander es el banco que más apoyos ha otorgado a la educación superior en México, donde ha canalizado más de 1,250 millones de pesos con su Plan de Apoyo a la Educación Superior, una aportación sin precedentes. Se han otorgado más de 63,000 becas desde el 2005 y se mantiene en colaboración con más de 800 universidades públicas y privadas.

En quiebra

El Juzgado Segundo de Distrito en Materia Civil en la Ciudad de México declaró abierta la etapa de quiebra de la empresa Oro Negro, tras agotarse el concurso mercantil y la etapa de conciliación.

Ello, luego de que el 11 de septiembre del 2017, la empresa solicitó la declaración de concurso mercantil, por lo que al no haberse sometido al suscrito convenio celebrado entre la comerciante y los acreedores se declara la quiebra, señala el oficio.

Asimismo, el juez ordenó la enajenación de los bienes y derechos que integran la masa concursal, en términos de los artículos 197 y siguientes de la Ley de Concursos Mercantiles, procurando obtener el mayor producto posible por su enajenación, con el fin de hacer pago a sus acreedores.

De hecho, el 16 de mayo pasado el juez ordenó a la empresa Perforadora Oro Negro la entrega de las cinco plataformas marinas autoelevadas denominadas Primus, Laurus, Fortius, Decus e Impetus a sus acreedores.

¿Mala intención?

Resulta que, de acuerdo con un documento oficial y con una entrevista con un regulador local de competencia, las autoridades mexicanas presentaron la negativa de que Walmart comprara la aplicación de entrega Cornershop debido a que la cadena de supermercados no podía garantizar un campo de juego uniforme para sus rivales.

Y es que, según informan, el acuerdo, el cual ascendía a 225 millones de dólares y pretendía competir directamente con Amazon en ventas en línea, habría dado demasiados beneficios a la minorista al darle una posición de poseer una plataforma en línea que vende mercancía ofrecida por ellos mismos y también productos de competidores, lo que le daría potencial acceso a información sobre los pedidos que compradores hicieron a sus rivales.

A manera de contexto, Cornershop opera en México y Chile, como una aplicación de entrega de comestibles y otros productos de grandes cadenas como Costco Wholesale, Chedraui y Walmart, a las que cobra una comisión por sus servicios.

Nueva tarjeta

Se trata de reducir el uso de efectivo, o por lo menos ésa es la intención de Rappi, que en alianza con Visa lanzó una nueva tarjeta de débito llamada RappiPay Visa.

El producto tiene validez internacional y pretende llegar a los usuarios que no cuentan con una cuenta bancaria con una comisión cero.

El plástico es emitido por Accendo Banco y se tramita directamente en la aplicación y es entregada en un rango de 45 minutos en el domicilio solicitado. Se activa al escanear una identificación oficial y con una selfie (la cual servirá como reconocimiento facial).

Al quedar activada, es recargable mediante transferencias electrónicas desde otras cuentas bancarias o cuenta clave. Será aceptada en todo establecimiento que admita Visa y también podrá utilizarse mediante códigos QR.

Sigue la austeridad

Los que están cambiando son los del Consejo de Administración de CFEnergía y de CFE Internacional pues informaron que aprobaron su nueva estructura organizacional y su esquema de remuneraciones, así como la integración de sus respectivos comités de Auditoría, Inversión y Riesgos, y Remuneraciones.

A través de un comunicado, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mencionó que dichos cambios responden a la necesidad de alinear a las empresas filiales al plan de austeridad del gobierno federal, el cual busca reducir la desigualdad entre sus colaboradores y sustituir los criterios arbitrarios por un enfoque con derechos laborales equitativos.

Miguel Reyes Hernández, director general de CFEnergía y CFE Internacional, refirió que las filiales buscan priorizar lo social sobre lo comercial, además de que buscan fortalecer su estructura corporativa y financiera a través de cinco ejes: la soberanía y seguridad energética; la rentabilidad con responsabilidad social; cero tolerancia a la corrupción; austeridad y transparencia.