El diputado federal y exlíder de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Irán Santiago Manuel, refrendó la intención de Morena de suspender la evaluación docente “punitiva”, esto luego de promover la eliminación del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

En entrevista el legislador señaló que el objetivo de dicha propuesta es eliminar todas las modificaciones realizadas al Artículo 3 constitucional durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto; a la Ley General de Educación, la Ley General del Servicio Profesional Docente y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Sin embargo, Irán Santiago declaró que las evaluaciones continuarán con una técnica diferente, a favor de los docentes “planteamos que una evaluación en sí es parte del propio proceso educativo, por lo tanto, va a permitir a los maestros saber qué están haciendo bien y qué se necesita mejorar, la evaluación va a estar siempre, pero sin ese enfoque de castigar”.

En la exposición de la iniciativa, el diputado federal mencionó que la actual reforma educativa, a través de las evaluaciones docentes efectuadas por el INEE, ponen en riesgo la permanencia de los maestros en el servicio docente.

“Por lo que se refiere a la creación del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, nunca se logró obtener un diagnóstico del sector educativo, sino castigar y dañar la estabilidad laboral del maestro”, aseguró.

Por ello, dijo, se propone que haya un instituto de formación profesional, para mejorar la capacitación de los maestros de manera constante y permanente.

Asimismo, la diputada de Morena María Chávez Pérez, quien también propuso la eliminación del Instituto, expresó que “es urgente plantear alternativas que impliquen la derogación de la reforma constitucional en materia educativa que entró en vigor el 26 de febrero del 2013, y de sus leyes reglamentarias, así como un análisis puntual de las leyes y artículos que lesionan derechos laborales y humanos de los docentes”.

Por otra parte, la presidenta de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, Teresa Bracho, afirmó que el uso de los resultados de la evaluación educativa es un asunto pendiente, pues la información producida se usa muy poco para la mejora de la calidad de la enseñanza.

“No sólo basta la generación y publicación, en tiempo y forma, de la información, sino la generación de acciones para su uso”, destacó.