En México la población que usa dos o más bancos representa 55.3%; sin embargo, sólo 36.9% de la población del país está bancarizada, de acuerdo con Minsait Payments.

Según el IX Informe de Tendencias de Medios de Pago de la firma, en el 2019 se presentó el mayor dinamismo del sector de toda la región en cuanto a la relación con el banco principal, ya que la antigüedad media bajó 2.1 años, al pasar de 8.7 en el 2018 a 6.6 años el año pasado..

La institución explicó que esta reducción significa que la industria en México está inmersa en un importante movimiento de clientes bancarios y que los bancos deben mejorar en sus iniciativas para alimentar la lealtad.

Asimismo, el documento expone que los pagos móviles en comercios físicos son utilizados por 30% de la población bancarizada internauta mexicana al mes, el cual se ha convertido en el medio de pago principal para 8.5%, 2% más que en el 2018.

En este sentido, detalló que la principal barrera de la masificación del pago móvil radica más en la oferta que en la demanda: uno de cada cuatro que aún no ha utilizado el smartphone para pagar en comercios físicos asegura que la razón fundamental es que los establecimientos no disponen de esa opción.

Destaca que el comercio electrónico minorista en Latinoamérica ha experimentado un crecimiento exponencial durante los seis últimos años, duplicando el volumen de ventas realizadas por este canal, pasando de 32,100 millones de dólares, a 71,300 millones de dólares, donde México concentra 38%, seguido de Brasil con 20 por ciento.

México destaca como el mercado con mayor crecimiento interanual en el uso de las transferencias interbancarias, con un avance de 31.7% en términos de volumen.

Dice Masari Casa de Bolsa que los inversionistas siguen teniendo una confianza ciega en el poder de los bancos centrales. Por consiguiente, ante la incertidumbre existente por el coronavirus, los mercados anticipan que, para hacer frente a un impacto económico negativo y significativo, las autoridades monetarias tendrían que actuar.

Así, tanto la Fed estadounidense como el Banco Central Europeo han demostrado que están dispuestos a actuar para sostener la economía y los mercados, si es necesario.

Es decir, si la crisis del coronavirus se agrava y las consecuencias económicas son peores de lo previsto. Hasta ahora se mantienen a la espera para ver cómo se desarrollan los acontecimientos, pero tanto Jerome Powell como Christine Lagarde han dicho en los últimos días que usarán todos sus instrumentos si la situación empeora.

En México, cifras de la Semarnat señalan que cada habitante produce en promedio 1.2 kg de basura al día. De no gestionar responsablemente los residuos, enfrentaremos una acumulación excesiva de ellos, a tal grado de que no habrá espacios suficientes para tratarlos adecuadamente.

Al reciclar, le damos una segunda oportunidad a los residuos y contribuimos a reducir su volumen. Hoy son muchas las empresas que a nivel global han cambiado la composición de sus empaques para hacerlos aprovechables, reciclables, reutilizables o biodegradables, que demuestran su compromiso invirtiendo tiempo y dinero en educar a sus consumidores, así como el impulso que dan a iniciativas y campañas de reciclaje.

Ante esta problemática, marcas como Nescafé, sabiendo el potencial que tienen sus cápsulas de café para ser recicladas, están haciendo esfuerzos para mejorar los índices de acopio, ayudando a los consumidores a hacer un buen manejo de sus residuos posconsumo y asegurando la reciclabilidad de las cápsulas.

En ese sentido, desde el 2017, Nescafé puso en marcha una iniciativa de reciclaje integral de sus cápsulas para reutilizar los residuos de todos sus componentes, en alianza con la asociación ambiental Ecoce, Redpack, Ecollana y las cafeterías Nescafé. Desde entonces, ha logrado acopiar y reciclar más de 1 millón de sus cápsulas en México.

La cámara de La Cámara de Comercio de Estados Unidos en México (American Chamber México) informó -con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)- que el comercio de productos falsificados y pirateados actualmente representa 3.3% del comercio mundial.

Ante este problema, American Chamber México ha capacitado a personal en las aduanas mexicanas desde 2011 a la fecha, con el fin de combatir la piratería, al grado que se han entrenado en 32 sesiones a dos mil 168 oficiales, y con esto se ha cubierto al 70% de las aduanas del país. .

En México, la representación de la Cámara de Comercio estadunidense dijo que “los entrenamientos de aduanas han sido un caso de éxito muy relevante”, por lo que ahora se buscó replicar este éxito, pero ahora en Honduras.