En materia petrolera en México, viene una “vuelta de tuerca”.

Aunque el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en esa condición, no ha dicho que la Reforma Energética se cancelará, hay muchas señales que indican que así será.

Reforma energética, no

Hay que recordar que como candidato a la Presidencia de la República se comprometió a revertir, entre otras, la reforma energética, porque  —según él— entrega los recursos energéticos de la Nación a las empresas extranjeras.

Como presidente electo no lo ha vuelto a expresar en esos términos. En sus propias palabras ha planteado que utilizará al petróleo como palanca de desarrollo.

10 señales

Hay muchas señales que indican que la Reforma Energética, tal y como se planteó y comenzó a ejecutarse en el sexenio de Enrique Peña Nieto, no cotinuará.

Va una lista de 10 señales que permiten anticipar un cambio radical de rumbo:

1.- Se construirán una o dos refinerías y se invertirá en las existentes.

2.- Se anuncia la prórroga de las licitaciones programadas.

3.- Se decide que suspenden indefinidamente las licitaciones que venían haciéndose a través de las rondas petroleras.

4.- Se fortalecerá a Petróleos Mexicanos y se anuncian inversiones para ello.

5.- Inyección de recursos para producir más petróleo y disminuir la importación de gasolinas.

6.- Cambia el capítulo energético del acuerdo comercial con EU, para fortalecer la soberanía nacional

7.- Se realiza una reunión con empresarios nacionales que llevan años sin utilizar sus equipos de perforación y les anuncian que se realizarán licitaciones a partir de diciembre próximo.

8.- López Obrador dice que la Reforma Energética fue un vil engaño porque proyectó aumentar la producción y no ha ocurrido.

9.- Los directivos para Pemex y la CFE son férreos enemigos de la reforma energética.

10.- Se revisarán los 107 contratos asignados hasta ahora a través de las Rondas Petroleras.

Inversión privada, la alternativa

La Reforma Energética, hay que recordarlo, de acuerdo con el gobierno peñista se realiza para, a través de la apertura del sector a inversiones privadas nacionales e internacionales, contar con los recursos necesarios para explorar y explotar los recursos petroleros.

La premisa fundamental de la Reforma Energética venía siendo: utilizar las inversiones privadas y la tecnología extranjera para sustituir los escasos y decrecientes recursos gubernamentales para la explotación de los recursos energéticos.

El cambio

Ahora ya no se habla de las inversiones privadas extranjeras. Incluso se minimiza. López Obrador dijo el fin de semana que las inversiones extranjeras no llegaron. Sin embargo, el dato oficial es que al cierre de esta administración se habrán registrado 200,000 millones de dólares de inversiones en virtud de la Reforma Energética.

Más Petróleo

Ahora la intención es aumentar la producción petrolera de 1.8 millones a 2.6 millones de barriles diarios de petróleo para producir en la nueva refinería de Tabasco entre 300,000 y 400,000 barriles de gasolina al día.

Para finales del sexenio, López Obrador planea alcanzar una producción de al menos 2 millones 600,000 barriles, lo que representa un aumento en la producción de 800,000 barriles. El objetivo final es producir más petróleo para ser autosuficientes en producción de gasolina. El plan va a estar orientado a explotar el petróleo en toda la reserva que tiene la Nación.

Se van a hacer convenios o contratos con las empresas que siempre han trabajado para la perforación de los pozos, ha dicho el presidente electo.

La reunión de López Obrador fue con empresarios petroleros que supuestamente cuentan con maquinaria subutilizada, plataformas paradas, y equipos de perforación parados.

La crisis petrolera se agravó con la reforma energética, dice López Obrador. “Con la reforma energética dijeron que para este año 2018 se estarían produciendo 3 millones de barriles y se están extrayendo 1 millón 500,000 barriles. ¡Fue un vil engaño!”, sentenció.

Ofreció que su gobierno invertirá 75,000 millones de pesos adicionales a los 65,000 millones que invirtió Pemex este año, para extraer el petróleo.

Se invertirán 55,000 millones para la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, que en tres años costará 8,000 millones de dólares (160,000 millones de pesos).

Y 50,000 millones de pesos para la rehabilitación de las seis refinerías. Se revisarán los 107 contratos de las rondas petroleras para evitar actos de corrupción.

Advertencias

Desde distintas calificadores e instituciones financieras han alertado al próximo gobierno sobre las consecuencias que tendrían Pemex y el gobierno federal en sus calificaciones crediticias si se modifica sustancialmente la Reforma Energética.

Han señalado la inviabilidad de la inversión en la construcción de una nueva refinería y han hecho llamados de precaución ante la reorientación presupuestal de Pemex. Sin embargo, todo indica que el próximo gobierno está convencido de que la ruta que ha escogido es mejor y hasta ahora no hay indicios de que cambiará o al menos moderará sus intenciones. Al tiempo.

ATISBOS

FINTECH. La buena: La secretaría de Hacienda que encabeza José Antonio González publicó la Ley Fintech y las reglas respectivas. Sin duda un marco regulatorio indispensable para este disyuntivo y creciente sector de la nueva economía. La mala es que no se incorporaron las recomendaciones que hizo previamente la Comisión Antimonopolios que preside Alejandra Jana Palacios. Parece que las reglas son asimétricas; es decir más duras para los nuevos que para las grandes y sólidas instituciones financieras.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.