Durante el ciclo comercial 2020/21, la producción mundial de trigo alcanzaría el máximo histórico de 776.5 millones de toneladas (mdt), según estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por su sigla en inglés). Esta cosecha representaría un incremento anual de 1.7 por ciento.

El nuevo récord de producción estaría impulsado por el incremento anual de 2.3% en la superficie cosechada, lo cual compensa una ligera la caída en el rendimiento promedio.

Los principales productores de trigo serían la Unión Europea, China e India, con participaciones de 17.5, 17.3 y 13.9%, respectivamente.

En la Unión Europea, se prevé que la producción disminuya cerca de 12%, debido a reducciones importantes en la superficie cosechada y en el rendimiento. En China, la producción se mantendría en el mismo nivel del ciclo comercial anterior, mientras que en la India se prevé un incremento del 4 por ciento.

Se destaca el incremento de 16% en la producción esperada en Rusia, quien se convertiría en el cuarto productor a nivel mundial.

El consumo mundial del grano se prevé en 774 mdt, superando en 4.4% el máximo histórico observado durante el ciclo 2019/20.

El principal uso del grano será el consumo humano e industrial, el cual representa el 80% del consumo total. El 20% restante se destinaría al consumo forrajero, el cual crecería 2.6% a tasa anual.

China se mantiene como el principal país consumidor a nivel mundial con 150 mdt (crecimiento anual de 19%), seguido por la Unión Europea con 117.5 mdt (caída de 4 por ciento). Tales países concentrarían un tercio del consumo a nivel mundial, seguidos por India, Rusia y Estados Unidos.

Por el lado del comercio internacional, las importaciones y exportaciones mantendrían la dinámica de crecimiento observada recientemente. Los principales importadores a nivel mundial serían Egipto, Indonesia y China.

Se destaca el incremento de 95% en las importaciones esperadas en China, las cuales ascenderían a 10.5 mdt impulsadas por el incremento en la demanda doméstica de dicho país asiático.

Por su parte, las exportaciones estarían lideradas por Rusia, con envíos de 39.5 mdt y crecimiento anual de 15 por ciento. En segundo lugar, se encuentra Unión Europea (27.5 mdt y caída de 28 por ciento), seguido por Canadá y Estados Unidos.

Las exportaciones de la Unión Europea caerían debido a menor producción esperada y menores precios de sus principales competidores.

El inventario final se estima en 295.5 mdt, 1.5% por debajo del máximo histórico registrado el ciclo anterior. En la última década, se observa una tasa media de crecimiento anual de 4% en el inventario final de trigo, resultado de mayor dinamismo en la oferta que en la demanda del grano.

Durante la primera mitad de 2020, la cotización internacional del trigo rojo suave de invierno mostró una tendencia a la baja, llegando a 202 dólares por tonelada en junio. Por el contrario, durante la segunda mitad el precio subió y cerró el año en 246 dólares por tonelada, el mayor valor desde inicios de 2015.

El precio del trigo rojo duro el invierno mostró un comportamiento similar y cerró el año en 260 dólares por tonelada. La apreciación del trigo fue resultado de una sólida actividad comercial internacional y ajustes a la baja en las estimaciones de producción.

En el mercado de futuros, de octubre a diciembre de 2020, ajustó al alza las cotizaciones de ambas variedades para la primera mitad de 2021. Dependiendo de las lluvias en las grandes planicies de EU, así como de las exportaciones de Rusia, los precios podrían ajustarse en la primera mitad del año.

bustosguajardor@gmail.com