Ante la necesidad de desarrollar el mercado de financiamiento y servicios al mayoreo en el sector de pequeños productores y entre aquéllos que por sus características socioeconómicas tienen limitantes para ser considerados sujetos de crédito directos de la banca, en FIRA se diseñó e implementó un esquema de operación que ha permitido incorporar nuevas formas de distribución y masificación del financiamiento y servicios con la participación de empresas denominadas parafinancieras

Las parafinancieras son personas morales del sector privado que tienen un posicionamiento en la red de valor y que, por sus condiciones empresariales, capacidad de gestión y poder de negociación, pueden realizar actividades que complementan las funciones que ofrecen los intermediarios financieros autorizados para operar directamente con FIRA, que sin ser sustitutos de ellos y siendo sujetos de crédito, pueden recibir apoyos y fondeo, otorgar financiamiento y servicios complementarios a sus socios y/o clientes de acuerdo a su objeto social, participando en el riesgo, administración y recuperación del financiamiento.

La aparición de las empresas parafinancieras fue un cambio estructural en el sector rural, propiciado por una política que FIRA estableció como entidad financiera de segundo piso, con la promoción de operaciones crediticias a través de este tipo de empresas. El esquema parafinanciero es una estrategia de FIRA para la integración de los productores a sistemas organizativos-productivos que vincula la actividad primaria con la industria y el mercado; es el resultado de instrumentar acciones derivadas de los mapeos de redes para la identificación de oportunidades de articulación de los productores y otros actores para eficientar todos los procesos y la competitividad de la red.

Para que estas empresas sean elegibles de operación deben cumplir con condiciones normativas específicas para canalizar recursos y servicios para el fomento de la inversión productiva y rentable en el sector rural. En el 2014, se contó con la participación de 584 empresas realizando funciones parafinancieras, de un total de 835 intermediarios financieros indirectos con los que FIRA operó; 61.0% de estas empresas tuvo participación en granos, 16.8% en ganadería y el resto en otras ramas como pesca y acuacultura, forestal y otros.

La operación a través de parafinancieras forma parte de las estrategias que FIRA ha implementado para fortalecer las redes de valor a través de financiamiento, garantías y apoyos a los actores relevantes, con el objetivo de satisfacer en forma ordenada y competitiva la demanda de sus clientes, en un marco de competitividad y modernidad como lo exige el entorno actual.

En el siguiente artículo mencionaremos porque ha sido creciente la participación de empresarios e inversionistas, los cuales ante la oportunidad de negocio han invertido en el sector rural para además asegurar el suministro oportuno de materias primas para sus empresas en la búsqueda de mejorar su competitividad.

*Gonzalo Rodríguez Hernández es especialista de la Subdirección de Programas para la Población Prioritaria de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]