No son muchos casos que se sepa donde el actual gobierno de México está asumiendo compromisos de compra multianuales. Más bien deben ser contados. Uno de ellos es para comprar la cura de hepatitis C, lo cual habla bien de nuestras autoridades de salud, pero también de las que definen presupuesto que, como es sabido, hoy intervienen directamente en las compras de medicamentos e insumos para la salud.

La empresa elegida para esta proveeduría es la estadounidense Gilead Sciences, ya que su opción terapéutica Epclusa (combinación de Sofosbuvir y Velpatasvir) es efectiva contra todos los genotipos de hepatitis C.

Erik Musalem, director general de Gilead Sciences en México, nos comparte que hay un acuerdo interinstitucional (incluida Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena, Ceresos, etcétera) y un compromiso de cobertura multianual con una positiva visión de mediano plazo, pues la mira es que México pueda alinearse al objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de erradicar la hepatitis C para el año 2030.

De parte de Gilead el compromiso va más allá de proveer la terapia; le tocará también ubicar a los pacientes que Musalem estima podrían ser hasta 500,000.

El problema es que hasta ahora los diagnosticados son menos de 30,000 y de éstos acaso 15,000 han recibido el nuevo tratamiento. Del 2017 a la fecha se habrán cubierto con la cura cuando mucho unos 5,000 pacientes anuales. Por ello parte de los retos que la empresa tiene es igualmente proveer el servicio de diagnóstico y en ello se asume como aliado estratégico del gobierno mexicano en salud pública.

Musalem estima tener las condiciones para identificar entre 13,000 y 15,000 nuevos infectados anuales en México. Y en esa labor, Gilead busca alianzas institucionales. Hoy firma una con el Hospital General de México Dr. Eduardo Liceaga que dirige la doctora Guadalupe Mercedes Guerrero Avendaño. Ahí opera el banco de sangre más grande del país, donde la empresa apoyará en la detección de hepatitis C para su posterior tratamiento.

Para este 2019 Gilead estima haber cubierto con la cura a entre 6,000 y 6,500 pacientes mexicanos; para el 2020 prevé escalar al doble, luego subir la cifra a los 13,500 e ir ascendiendo cada año.

Es claro que las farmacéuticas de muy alta innovación están logrando acuerdos óptimos con la presente administración.

¿Iniciativa para reforzar el linkage impi/Cofepris?

Hay un punto crucial donde las autoridades de México —las de Salud como las de Economía— tendrían que tener mucho cuidado y es en lo referente al equilibrio entre mantener la protección de la propiedad intelectual —y con ello de las patentes de medicamentos— y cuidar que no se suban demasiado las barreras de acceso a los genéricos porque la existencia de éstos es lo que a la larga permite la competencia y garantizar terapias a costo accesible.

Y es que en el Senado recién ingresó una iniciativa para reglamentar y reforzar el llamado linkage, una herramienta muy dura que obliga a la autoridad sanitaria (léase Cofepris, de José Novelo) a preguntar a la autoridad de propiedad intelectual (léase IMPI, de Juan Lozano) antes de otorgar un nuevo registro de medicamento.

Conforme expertos internacionales, no hay linkage más severo que el de México, porque en Europa no se ha permitido y en Estados Unidos también existe, pero bajo condiciones mucho más flexibles. En cambio, en México sí es barrera de entrada de nuevos genéricos. Y si se busca reforzar aún más, ello iría en contrasentido del objetivo del presidente Andrés Manuel López Obrador de medicamentos gratuitos para todos, porque si de por sí no hay presupuesto que alcance para cubrir todo, si se cierra la llave a nuevas terapias genéricas, hacia el futuro el reto se dificulta más.

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.