La estrategia por descabezar a la cementera Cruz Azul parece haber tomado un nuevo rumbo, pues luego de que la PGR cerró el año pasado la carpeta de investigación FED/DGCAP/UNAI-CDMX/0000018/2017 y concluyó que no había delito federal que perseguir contra Guillermo Álvarez, por la supuesta venta de los derechos de la marca Cruz Azul, el grupo de ex cooperativistas disidentes han enfilado sus baterías hacia otro blanco en la organización: el presidente del Consejo de Vigilancia de la Cooperativa, José Antonio Marín Gutiérrez.

Específicamente, los señores Vicente Reyes, Octaviano Bravo y Baltazar Avendaño, quienes fueron expulsados ya hace tiempo de la cementera, contrataron al abogado laborista Eugenio Olvera Pérez para interponer una nueva denuncia por la supuesta venta de la marca, esta vez contra la persona de Marín Gutiérrez y ante la Procuraduría de Justicia capitalina.

Si bien la querella estaría destinada al fracaso, pues la propia empresa ha establecido que es imposible vender a un tercero los derechos de la marca si no es con el consentimiento de la asamblea de los más de 900 cooperativistas, el estilo de Olvera Pérez sí es de llamar la atención; esto porque, en el ánimo de desestabilizar a los directivos de la compañía, el abogado se dedica a publicar en Twitter el supuesto proceso de la averiguación; claro, con el pequeño detalle de que las citas de presentación las confunde con “órdenes de aprehensión”.

Mientras tanto, y en medio del embate del “abogado tuitero”, la Cooperativa se encuentra enfocada en ejercer una inversión de 300 millones de dólares para modernizar sus plantas de Oaxaca e Hidalgo. A éstos, se sumaría muy probablemente una inversión adicional de 120 millones de dólares a destinarse a la construcción de una nueva casa para el equipo de futbol La Máquina Celeste del Cruz Azul.

Nuevo modelo en QR

A tan sólo unos meses de su creación, el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ) tiene su primer gran reto: incrementar a doble dígito el porcentaje de turistas provenientes de Estados Unidos y Canadá a las playas de Cancún, Riviera Maya y Cozumel; los tres destinos más importantes para el segmento sol y playa en México. Este innovador modelo de organismo de promoción turística, que fue impulsado por el gobernador Carlos Joaquín, se enfoca en promover todos los destinos del estado, con base en la oferta de atractivos turísticos con la que cuentan: familia, aventura, romance y cultura.

De esta forma, se optimiza el presupuesto del organismo, para mantener e incrementar los índices de ocupación de destinos consolidados como Cancún Rivera Maya y Playa del Carmen, a la vez que se fortalece la promoción de destinos más pequeños como Bacalar, Mahahual, Tulum, Holbox, Isla Mujeres y Cozumel. La importancia del CPTQ no es menor y puede marcar un hito en la manera en cómo se promocionan los destinos mexicanos a nivel mundial. Si bien, su creación implicó un largo camino, existe confianza por parte de los empresarios turísticos hacia su director, Darío Flota Ocampo, funcionario con más de 20 años de experiencia, a quien se le reconoce como el arquitecto del éxito y boom turístico de Rivera Maya.

Por ahora, el CPTQ invertirá 100 millones de pesos en una campaña estratégica de promoción de sus destinos en Norteamérica a través de socios comerciales y una estrategia de comunicación dirigida que, promete, dará mucho de qué hablar.

Julio Pilotzi

Columnista de Negocios

Split Financiero

Periodista con 20 años de experiencia en los medios de comunicación. Colabora actualmente en el Noticiero En los Tiempos de la Radio de Óscar Mario Beteta.