Recordar es vivir y con cierta periodicidad abro algún cajón de mi archivero para sacar de él algún texto que escribí hace tiempo y, después de leerlo, concluir si mi análisis fue correcto o no.

Ayer fue uno de esos días. Encontré un texto que se publicó el 2 de diciembre de 1997 en mi columna “Así lo pienso”, que entonces se publicaba en el diario Extra de Impacto.

Este texto muestra que hace casi 22 años denuncié que ni el populismo ni el neoliberalismo habían servido para crear los empleos que cada año se requerían. 

Tuvieron que transcurrir otros 21 años para que los mexicanos rechazáramos el modelo neoliberal en las urnas para aparentemente regresar al modelo populista.

¿Se repetirá la historia?

Esto es parte de lo que en aquel tiempo escribí:

“Los modelos económicos que los gobiernos federales han diseñado y aplicado desde 1971 han sido incapaces de generar los empleos que demanda una población cada vez mayor. 

“Durante la segunda mitad de los 12 años en que se aplicaron medidas populistas, de 1971 a 1982, ocurrió algo inusitado: el entonces jefe máximo de la nación, don Pepe, hizo lo imposible y generó más empleos (5 millones 888,976) que los que se necesitaban (4 millones 510,000) (…) Se generaron 1 millón 370,976 plazas burocráticas, así de fácil. 

“Llegó el neoliberalismo con Miguel de la Madrid en 1982 y en nada mejoró la situación (…) De 1982 a 1988 únicamente se crearon 502,212 trabajos, ¡menos de 10% de 5 millones 676,000 que debían haberse generado!

“Después, durante el sexenio salinista que supuestamente iba a sentar las bases firmes para el real y definitivo despegue de la economía nacional, tan sólo se crearon 1 millón 554,474 de los 6 millones 990,000 empleos requeridos, 22% de lo necesario. 

“El déficit de empleos durante los primeros 12 años de neoliberalismo, liberalismo social o como quiera que se llame al actual modelo económico priista, es de 10 millones 609,404. 

“¿Qué ha ocurrido desde que llegó a la presidencia Ernesto Zedillo?

“Durante los primeros tres años de su administración se generaron 983,000 trabajos, 3 millones 120,999 menos que los 4 millones 104,000 que se requerían. 

“De acuerdo con las estimaciones (...) durante el actual gobierno se creará un número récord de empleos (3 millones 635,001), pero dicha cantidad representará únicamente 42% de los trabajos requeridos (8 millones 631,999) durante el periodo 1994-2000.

“En conclusión: al empezar el año 2001 y tras 18 años del experimento neoliberal, habrá un déficit de 15 millones 606,402 empleos. 

“Así las cosas, no debe sorprendernos que el índice de delincuencia esté por las nubes, que el desprestigio del PRI sea mayúsculo (…) y que cada día más mexicanos, de todos los niveles sociales, decidan irse a Estados Unidos en busca de oportunidades laborales y un nivel de vida aceptable. 

“Los números no mienten. Las dimensiones de la crisis son mayúsculas. 

“Deberán transcurrir varias décadas antes de que la situación en México se vuelva positiva. Y eso si las cosas se hacen bien de ahora en adelante, si los funcionarios se vuelven honestos, eficaces y eficientes, si la democracia se instaura plenamente, si etc., si etc., si etc.”. 

No me equivoqué entonces y no me equivoco ahora al afirmar que medidas populistas no remediarán el déficit crónico de empleos que desde siempre ha existido en México.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.co

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.