Los depósitos de los mexicanos en paraísos fiscales suman 417,000 millones de dólares, 2.2 veces el monto de las reservas del Banco de México, de acuerdo a la Red para la Justicia Fiscal.

1.- Hay alrededor de 80 paraísos fiscales en el mundo. Por la cantidad de dinero que maneja, Panamá ocupa la cuarta posición, detrás de Suiza, Luxemburgo e Islas Caimán.

2.- Los depósitos totales en los paraísos fiscales suman 21 y 32 billones de dólares, según la Red para la Justicia Fiscal (Tax Justice Network, una ONG con sede en Londres). Entre 5 y 7 billones, de acuerdo a la OCDE. La diferencia en las cifras demuestra la dificultad de medir una cifra tan oscura. Esos paraísos captan dinero del crimen organizado; sirven también para que grandes corporaciones legales instrumenten esquemas ilegales de evasión; ayudan a personas físicas a esconder su patrimonio, por razones de seguridad, estrategias de sucesión patrimonial y, por supuesto, para evadir o lavar.

3.- Los depósitos de los mexicanos en paraísos fiscales suman 417,000 millones de dólares, 2.2 veces el monto de las reservas del Banco de México, de acuerdo a la Red para la Justicia Fiscal. En monto de recursos, los mexicanos son apenas el lugar 30 global. Los recursos se encuentran principalmente en una de cuatro formas: acciones de empresas; bonos privados; bonos públicos y depósitos bancarios líquidos.

4.- Los Panamá Papers representan el segundo escándalo de filtración por depósitos que tiene ramificaciones en México. En febrero del año pasado, los llamados Swiss Leaks revelaron que en HSBC de Ginebra había 1,949 cuentas de mexicanos por un total superior a los 2,200 millones de dólares.

5.- Para abrir una cuenta en Panamá, se requiere un mínimo de 10,000 dólares. Los honorarios de un bufete como el de Mossack Fonseca cuestan 1,700 dólares mensuales. Ellos recomiendan abrir una empresa y registrarla como panameña. Ese registro cuesta 350 dólares. La clave para la evasión y el lavado es que los nombres de los accionistas pueden quedar ocultos en un fideicomiso. En la fachada aparecer un director de papel .

6.- El costo mundial de la evasión fiscal a través de los paraísos fiscales es superior a los 255,000 millones de dólares anuales. Esta cifra es lo que los gobiernos dejan de captar en forma de impuestos. Esta evasión es mayor a la suma de todas las aportaciones de filantropía que se hacen anualmente en el mundo.

lmgonzalez@eleconomista.com.mx