En la campaña, Andrea de Anda asesoró a Alejandro Giammattei. En la segunda vuelta, otros asesores mexicanos —seis, de acuerdo con la prensa local, entre ellos Sergio Torres, Alonso Cedeño, Poll Anria, Kif Nava y Sergio José Gutiérrez— llevaron al abanderado conservador a la Presidencia de Guatemala. Pero en la etapa de transición —y hasta la toma de posesión—, el exrector de la UNAM y exsecretario de salud mexicano, José Narro Robles, fue asiduo visitante en el despacho del mandatario. La experiencia del exfuncionario peñista podría ser muy útil para el gobierno entrante.

La presencia de mexicanos en Centroamérica ha sido más intermitente. Allí están las inversiones de Cemex, TV Azteca o las operaciones de Grupo Bimbo. Uno de los consorcios más visibles fue Grupo Tradeco, de Federico Martínez. Y más recientemente, la expansión de Chuy Vizcarra o la incursión de Grupo Lala en Honduras...

El Salvador también ha sido campo fértil para empresarios y exfuncionarios aztecas, aunque no con la intensidad prevista, tras el triunfo de Nayib Bukele en las elecciones presidenciales del 2018. Las caravanas migrantes ralentizaron las relaciones entre los guanacos con la Cuarta Transformación... que falló en su promesa de apoyos para los centroamericanos.

El enfriamiento de las relaciones entre ambos dignatarios, empero, no frenó la expansión empresarial... al menos así pudo constatarse recientemente, gracias al trabajo del sitio informativo El Faro.net, que reveló los nexos del gobierno de Bukele con Grupo Seguritech, de Ariel Zeev Picker Schatz.

Y es que, sembradas en las redes sociales, hace dos meses comenzaron a circular dos fotografías del viceministro de Seguridad y director de los penales salvadoreños, Osiris Luna, a bordo de un avión privado. La primera reacción del funcionario, de indudable cercanía con el presidente, fue explicar que viajó a México.

Durante dos meses, el sitio informativo fundado por Carlos Dada requirió información a diversas instancias del gobierno mexicano sobre los motivos del viaje del funcionario, mientras allá crecía el escándalo principalmente en redes sociales, bajo la etiqueta #QuiénPagoElViajedeOsiris. Ni la Secretaría de Gobernación ni la cancillería reconocieron ese traslado como visita oficial o de trabajo.

“La opacidad en torno a este asunto se convirtió en el más consistente cuestionamiento a la transparencia del gobierno, y en el revés más notorio en la cuidada estrategia de comunicación de la administración del presidente Nayib Bukele”, resumieron los editores de El Faro.net y en efecto, una combinación de eventos recientes pegó a la popularidad del mandatario, quien durante el 2019 encabezó el ranking de los presidentes mejor calificados en América Latina.

¿Fuego amigo o crisis de comunicación? Luna nunca ofreció una explicación convincente y después se supo que Grupo SeguriTech —empresa que edificó los C5 en Hidalgo y Estado de México, y que se encargó de implementar el sistema de video vigilancia en el Estadio Nemesio Díez, en Toluca— pagó los viáticos del funcionario salvadoreño y su acompañante, incluida la renta de la aeronave.

“Al ser una empresa internacional, como parte de nuestro plan de trabajo, organizamos reuniones periódicas con personas encargadas de seguridad en el sector público y en el sector privado”, reconoció la vocera de SeguriTech, Miriam Barceló Durazo, “la intención de estas reuniones es mostrar nuestra experiencia y mejores prácticas en el diseño e implementación de proyectos de infraestructura e integración de tecnología. Creemos que compartir experiencia es clave para todos los involucrados”.

Ese patrocinio fue revelado por el expresidente Mauricio Funes el pasado 1 de febrero, quien a través de Twitter, divulgó un oficio firmado por Luna y dirigido al ministro de seguridad, Rogelio Rivas, para informar de la misión oficial y tramitar el pago de “viáticos, gastos de vuelo y terminales”.

“Con el deseo de fortalecer y conocer la experiencia de modelos de seguridad en el exterior y evaluar posibilidades de ser replicados en El Salvador, tengo a bien hacer de su conocimiento que he recibido invitación por parte del Grupo SeguriTech Integral Segurity en la Ciudad de México, con quienes sostendremos reuniones y visitas a los sitios donde nos darán a conocer la infraestructura y tecnología con la que dicho grupo opera”, dice el memorando fechado el 10 de octubre del 2019. El mismo día en que, según ese documento, Luna viajó a México.

“No omito manifestar que los costos del viaje serán cubiertos por el Grupo SeguriTech Integral Segurity; por lo que solicito se me autoricen viáticos, gastos de viaje y terminales”, complementa. El vuelo —también se supo en San Salvador— tuvo una escala de tres días en una playa del pacífico mexicano.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.