La Federación Internacional de Futbol, FIFA, le ha permitido a Maradona de todo. Parece que quiere sanar algunas heridas con el astro argentino y sólo levanta los hombros ante cada berrinche o gustito que pide el técnico de la Albiceleste.

De entrada, El Diego dicta la agenda que él desea. Los entrenadores están obligados a acudir un día antes del partido a la conferencia de prensa en el Estadio que se realizará el duelo. Pues previo al juego ante México el señor dijo que no y la hizo en el Estadio de Pretoria cuando el encuentro sería en Johannesburgo.

Brasil alguna vez solicitó que Dunga no acudiera a la cita antes del encuentro contra Costa de Marfil y la FIFA le dio un categórico no.

Además, Maradona se cree con el derecho de descalificar cualquier pregunta como un experto en periodismo .

En sus conferencias de prensa dice frases como ¿porqué me preguntas eso?, mira, te permito que pongas lo que quieras y digas que yo lo dije ; a ver espérame, una pregunta a la vez, no me agobies y con gestos descalificativos y hasta ofensivos. El propio Dunga por insultar a un periodista le obligaron a pedir disculpas públicas.

Así las cosas, la FIFA mira lo que quiere mirar, que sencillo es.

Y para terminar de decorar el mosaico, D10S se mete en el campo para abrazar a los jugadores cuando consiguen gol. Nunca está en el área técnica y no le sancionan. Le reclama continuamente al cuarto árbitro.

Y para terminar con las gracias del DT de Argentina... fumó un puro que le regaló su amigo Fidel (Castro) justo después de finalizar el partido que Argentina jugó ante Nigeria hará en casa ajena lo que le permitan.

Saludos desde Sudáfrica.