El promedio de edad de nuestros billonarios es de 67 años. Hay tres mayores de 80 años, Alberto Baillères, Jerónimo Arango y Roberto González Barrera.

La lista de billonarios mexicanos no se agota en Carlos Slim Helú. El grupo de los que tienen más de 1,000 millones de dólares incluye a otros 10 connacionales, según la edición 2012 de Forbes. Destacan, por encima del resto y además de Slim, tres empresarios: Ricardo Salinas Pliego (17,400 millones de dólares), Alberto Baillères (16,500 millones) y Germán Larrea (14,200 millones). Las fortunas de este trío se encuentran en la parte alta de las Grandes Ligas.

La lista de billonarios mexicanos nos ofrece un cristal peculiar para mirar nuestro país. No incluye empresarios del sector tecnológico ni mujeres, ¿dónde quedó María Asunción Aramburuzabala?... Forbes no se molesta en explicar las ausencias. Hablando de ausencias, es notable la desaparición casi total de la legión regiomontana. De Monterrey sólo está Roberto González Barrera. Si la vida económica de México está centralizada, la lista de los billonarios de Forbes todavía más. No hay provincianos, a excepción del Chapo. El lugar de residencia de la inmensa mayoría es el Distrito Federal.

El club de los megarricos mexicanos incluye a 11 fortunas en el ejercicio anual que se publica esta semana. Muy lejos del récord de 24, registrado en los tiempos de Carlos Salinas de Gortari. El promedio de edad de nuestros billonarios es 67 años. Hay tres mayores de 80 años, Alberto Baillères, Jerónimo Arango y Roberto González Barrera. Sólo uno es menor de 50 años, Emilio Azcárraga Jean. Tiene 44 años. Cuatro ciudadanos mexicanos están entre los mayores 50 billonarios del planeta. Tienen más de 14,000 millones de dólares, la cifra mínima para entrar en el top 50.

Dos de ellos tienen como principal fuente de su fortuna la minería, Alberto Baillères y Germán Larrea. Los otros dos no necesitan más referencia, Carlos Slim y Ricardo Salinas. Sólo otros dos países, además de EU, tienen una representación similar o mayor entre los primeros 50 de la lista: Hong Kong y Rusia.

Un poco más de 1,200 personas en el mundo alcanzan los 1,000 millones de dólares, según Forbes. México cuenta con 11, ¿son muchos o pocos? Depende de con quién nos comparemos. Colombia tiene tres, Argentina cuatro y Chile cinco. Entre los BRIC, podemos decir que tenemos el contingente más raquítico: Brasil tiene 36; India, 40; Rusia, 95 y China supera el centenar.

De los billonarios mexicanos, sólo uno está muy concentrado en un sector, Jerónimo Arango. El empresario que condujo a Aurrerá al liderato del sector comercio mantiene su apuesta ahí, con su participación accionaria en Walmart. El resto de nuestros forbesianos se caracteriza por la diversificación. Vale aclarar que ocho de ellos tienen fuertes intereses en el sector financiero y tres, en telecomunicaciones.

Forbes insiste en poner al narcotraficante Chapo Guzmán en su ranking y lo mantiene con una fortuna similar a la del año pasado, 1,000 millones. No abundaré con argumentos morales sobre la agresividad de esta presencia. Sólo quiero enfatizar lo absurdo de que la fortuna del Chapo no cambie en estos tiempos tan turbulentos para el giro donde él se encuentra. Según las cuentas de Forbes, el caso de El Chapo merecería un estudio de la Harvard Business School. Es un ejemplo de estabilidad en la tormenta: no le afectan ni la guerra contra el narco, la persecución multinacional ni los reacomodos de cárteles.

lmgonzalez@eleconomista.mx