En la contienda por la presidencia, que arranca de manera formal el próximo viernes 30 de marzo, antes fue la precampaña y la intercampaña, participan sólo cuatro candidatos: Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Margarita Zavala.

Las encuestas publicadas en marzo, también otras que conozco y no se van a dar a conocer, coinciden en situar a López Obrador en el primer lugar, a Anaya en el segundo, a Meade en el tercero y a Zavala, la última en obtener su registro, en cuarto sitio. En los 90 días que dura la campaña estas posiciones se pueden modificar.

De esas encuestas, tomo los datos que publica GEA-ISA (21.03.18) y Consulta Mitofsky (23.03.18). El Financiero dio a conocer una que ofrece cifras que no coinciden con las otras. De ésta, especialistas cuestionan su metodología y políticos dudan de su objetividad. En todo caso, habrá que ver los resultados de la que se publique el próximo mes.

En marzo, la encuesta que levanta Consulta Mitofsky registra que 28.1% de los entrevistados no declara preferencia. De 71.9% que dice tenerla, ésta se divide así: López Obrador obtiene 29.5%, Anaya 21.2%, Meade 16.4% y Zavala 4.8 por ciento.

De febrero a marzo, López Obrador crece 2.4 puntos, Meade baja 1.6, Anaya baja 1.1 y Zavala se mantiene igual. De acuerdo con esta encuesta, la intensa campaña sucia orquestada por el gobierno y el PRI contra Anaya hace que éste baje y Meade también, aunque de manera marginal, y suba López Obrador. La estrategia priista favorece al puntero.

En la encuesta que GEA-ISA levanta en marzo, no contestan o dicen que no tiene preferencia electoral 27.9 por ciento. De 72.1% que sí declara cómo va a votar, 26.8% apoya a López Obrador, 23.0% a Anaya, 20.3% a Meade y 2% al candidato independiente.

De diciembre del 2017, cuando se realizó la otra encuesta, a la de ahora, López Obrador crece 3.8 puntos, Anaya se queda igual, Meade sube 1.3 y el independiente cae de 12 a 2 por ciento.

De las dos encuestas, se obtiene que entre López Obrador, el primer lugar, y Anaya, el segundo, hay una diferencia entre 3.8 y 8.3 puntos. Entre Anaya y Meade, el tercero, una diferencia de entre 2.7 y 5.2 puntos. Del independiente, no se puede hacer esta comparación porque cada encuesta hizo mediciones distintas.

Según GEA-ISA, la campaña sucia orquestada por el gobierno y el PRI contra Anaya hace que éste no crezca, Meade lo logra marginalmente y el que se ve favorecido por la estrategia es López Obrador.

Faltan 95 días para la elección y todavía, a partir de los resultados que arrojan las encuestas, no es posible afirmar que alguien se pueda declarar ganador. Van a pasar muchos sucesos que van a modificar las preferencias. La estrategia y el diseño de las campañas van a influir de manera decidida.

Twitter: @RubenAguilar

raguilar@eleconomista.com.mx

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.