Ante la cantidad de iniciativas controvertidas que se han generado durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en detrimento de la actividad del sector privado, la respuesta de los organismos empresariales se ha quedado corta.

Simplemente la mayoría de las gestiones realizadas por el CCE de Carlos Salazar han naufragado. Su mejor aliado Alfonso Romo mejor renunció al no lograr apuntalar la conexión gobierno-IP.

Al interior del propio organismo cúpula ya se han evidenciado diferencias como la relacionada con la iniciativa para eliminar el outsourcing que presentó la STPS de Luisa María Alcalde y cuyo derrotero se definirá pronto.

La carta de intención que solicitó el gobierno al CCE para abrir una pausa en la discusión, se sacó con mayoría y no por unanimidad, dado que Coparmex con Gustavo de Hoyos, CNA de Bosco de la Vega y Canacintra de Enoch Castellanos no aceptaron los términos.

Estos últimos organismos se han mostrado más críticos frente a la dócil postura de Francisco Cervantes de Concamín, recientemente en el escrutinio al prorrogar su periodo de marzo a septiembre.

Es el mismo caso de José Manuel López Campos de Concanaco. A diferencia de Cervantes la extensión de su periodo no se ha llevado a votación, pero se da por un hecho que igual se ampliará a septiembre.

Como en Concamín en donde Ramón Beltrán, ex presidente de Canalum, ya hizo público su disgusto, en Concanaco tampoco se vio con buenos ojos la maniobra de su líder para preservarse. Hay desencanto en muchas cámaras de comercio.

Lo que se dice es que tanto Cervantes como López Campos fueron convencidos por López Obrador para extender su gestión con el fin de que se conviertan en las posibles opciones para suceder a Salazar, que dejará el CCE a principios del 2022.

De ahí el escrito con fecha 1 de diciembre que emitió Jorge Luis Silva Méndez titular de la Unidad de Apoyo Jurídico de Economía para validar la ampliación con el sustento de la Ley Federal de Procedimientos Administrativos, argumento que se asegura puede cuestionarse.

En Concanaco ya había tres candidatos listos para suceder a López Campos, en este caso el regiomontano Juan Carlos Pérez Góngora, el actual tesorero, el guanajuatense Héctor Tejada y el secretario y actual vicepresidente laboral Enrique Octavio García.

Obvio se detuvo la elección, pero la maniobra se estima tendrá costos internos, máxime la cruenta crisis que enfrentan las empresas y la tibia posición de la dirigencia preocupada por escalar posiciones.

Aeroméxico sorprende a pilotos y sobrecargos

Antes de que venciera el plazo otorgado por Apollo Global Management, ayer Aeroméxico que dirige Andrés Conesa suspendió unilateralmente las negociaciones con sus pilotos agrupados en ASPA que comanda Rafael Díaz Covarrubias. La sorpresiva decisión la comunicó Claudia Cervantes, vicepresidenta legal de la aerolínea. ASPA ya tenía lista una nueva oferta para tratar de cerrar el asunto antes de las 12 de la noche. No hubo ninguna explicación y queda por ver si la firma financiera que otorgará a Aeroméxico recursos por 1,000 mdd abre una prórroga. Obviamente los 500 mdd que se solicitaban a los pilotos era inalcanzable. La misma historia se repitió con los sobrecargos integrados a ASSA que encabeza Ricardo del Valle.

Desesperación en restaurantes y nulo apoyo

Ayer los restaurantes del Valle de México emitieron una carta abierta para solicitar a Claudia Sheinbaum y a Alfredo del Mazo que ese rubro se considere esencial a fin de poder reabrir. La situación de ese ámbito, en donde han desaparecido 30% del universo de los establecimientos, es desesperada. La liquidez se erosionó, máxime que la tregua otorgada por la banca terminó. Canirac de Francisco Fernández Alonso se ha reunido con Sheinbaum y Del Mazo en más de una ocasión. Hay disposición, pero lo ofrecido como ayuda es insuficiente. Urgen apoyos federales. Ahí el conducto es Miguel Torruco titular de Sectur, pero tampoco hay indicios de algún apoyo más en firme.

Twitter: @aguilar_dd

Alberto Aguilar

Periodista y Economista

Nombres, Nombres y... Nombres

Periodista y economista. 40 años de carrera. Fundador de Don Dinero.

Lee más de este autor