¿Se despresuriza la Ley Banxico? Habrá que esperar para saber si las medidas ayer anunciadas por la ABM, que preside Luis Niño de Rivera, y donde estuvieron el secretario de Hacienda, Arturo Herrera; el titular de la CNBV, Juan Pablo Graf, y Diana Álvarez, del Banco del Bienestar, de verdad resuelven el tema del exceso de dólares. Y qué tanto Banxico, que dirige Alejandro Díaz de León, quien también estuvo presente en dicha conferencia, se involucra en este nuevo sistema para vincular migrantes en el sistema financiero. 

¿Que ello aleja la aprobación de la Ley Banxico? Nada lo asegura. Pero el Congreso podría dar espacio a ver qué pasa con este proceso establecido. Dado que los involucrados en el sistema financiero reconocen el tema de la repatriación de dólares como un problema nacional. 

En este primer programa que se detallará en los próximos días, se plantea la participación de los 32 grupos financieros que tienen activo el servicio de compraventa de dólares. 

Con una misión de bancarizar a los migrantes con cero de comisión, dar un mejor tipo de cambio para compra y venta, esquemas de educación financiera para el mejor uso de sus cuentas y dinero. 

Así como recuperar el diálogo entre reguladores y banca para fortalecer la corresponsalía de bancos mexicanos con el extranjero. Y poder repatriar los 40,000 millones de dólares que llegan a México de forma electrónica y los 7,500 millones de forma física. Estableciendo dispositivos de corresponsalía más estrictos. 

Aquí lo único que no termina de checar es la participación del Banco del Bienestar, el cual, ya le habíamos comentado, no termina de tener su sistema antilavado de dinero ni la cobertura que dice tener. 

Los detalles que se desprenderán de este primer paso harán la diferencia. Pero sin lugar a duda es un avance para atender la repatriación de dólares en México, donde se suma la banca y Banxico acepta que tiene herramientas para llevarlo a cabo de manera inmediata. 

No cabe duda que la iniciativa de reforma a la Ley del Banco de México fortalece la autonomía de la institución y combate el lavado de dinero, además apoya a las comunidades migrantes que benefician al país con remesas. ¿Estos pasos serán suficientes? No se sabe, pero mientras esté latente la posibilidad de una reforma a la ley del banco central, todo es perfectible. 

Lo cierto es que con esta iniciativa de Reforma a Banxico el senador Ricardo Monreal puso en el centro de la mesa el tema a favor de los trabajadores migrantes. 

Por ahora la reforma está en manos de la Cámara de Diputados y no se ha dicho la última palabra. 

El Banco de México ha tenido cuatro reformas: la del 17 de noviembre de 1995 que habló sobre los fideicomisos; la del 19 de enero de 1999; la del 25 de mayo de 2010 para regular comisiones, y la del 10 de enero de 2014 para los procedimientos específicos en entidades financieras, y en ninguna de estas reformas se consideró violatorio de la autonomía del Banco de México. Dado que el banco central no es un ente supremo, es un ente autónomo que se rige por una ley secundaria. 

Pero la ley primigenia es la Constitución y ésta mandata a los senadores y a los diputados modificar el marco normativo para beneficio de los mexicanos. 

Los días por venir marcarán la aprobación de la Ley Banxico en el Congreso, o el dar paso al compromiso establecido por el gremio financiero de la mano de Banxico. 

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.

Lee más de este autor