¿Qué son los sistemas de reparto de las pensiones?

El principio en el cual se basan los sistemas de reparto de pensiones es el aporte obligatorio de los trabajadores en activo, para el pago de las pensiones colectivas de los trabajadores en etapa de jubilación. A este principio se le conoce comúnmente como el principio de solidaridad, en el que la generación de trabajadores cotizantes financia la pensión de la generación jubilada; es decir, la primera generación será financiada por la segunda, y ésta a su vez por la tercera, y así sucesivamente.

Recordemos que, con el cambio demográfico en nuestro país, donde cada vez tenemos más población adulta mayor que jóvenes, y que al mismo tiempo viven más años, un sistema de reparto ya no era posible, por lo que se cambió al esquema de cuentas individuales.

¿Qué son los esquemas de cuentas individuales?

Se refiere a aquellos sistemas en los que cada trabajador aporta a la seguridad social para financiar su propia pensión, con aportaciones adicionales de su empleador y el gobierno. La mayoría de los países decidieron reformar sus sistemas de pensiones para transitar a un esquema de cuentas individuales, como es el caso de México en 1997.

¿Qué sucede actualmente con los esquemas en el mundo?

Si bien actualmente existen en el mundo muchos países que conservan sistemas de pensiones de reparto o bien mixtos (de reparto y cuentas individuales), éstos se encuentran en crisis, debido al continuo envejecimiento de la población. Con el fin de enfrentar diversos problemas financieros, los países han llevado a cabo diferentes reformas paramétricas.

De acuerdo con la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones entre 1995 y junio del 2018, al menos 55 países han llevado a cabo reformas en este sentido. Así, 78 países aumentaron la tasa de cotización en sus programas de reparto; 55 países aumentaron la edad de retiro; y 61 ajustaron la fórmula de los beneficios o redujeron directamente sus beneficios para disminuir sus costos fiscales.

El continuo cambio demográfico y las condiciones económicas de un país llevan a un replanteamiento en materia de pensiones. Los sistemas que antes funcionaban y que eran sostenibles no lo son hoy en día, por lo que se debe contemplar la posibilidad de modificar los sistemas de pensiones para adaptarlos a las nuevas condiciones del país.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org