Con series como Chernobyl, que narran las consecuencias catastróficas que se pueden llevar a cabo por un error humano en una planta nuclear y el efecto mariposa histórico, biológico y social que se desencadena a partir de ahí, hasta Dark, una serie alemana que si bien no habla directamente de una planta nuclear ni de las consecuencias que puede ocasionar, sino navega por horizontes de ciencia ficción y narra cómo a través de la concentración y explosión de energía nuclear en el reactor de un pueblo alemán logran conectar el pasado, el presente y el futuro o, en otras palabras, tres dimensiones diferentes de tiempo en un mismo lugar. Por lo que es evidente que en el año 2019, si bien la plática se centra mucho más en conversaciones de energía renovable, es importante entender hacia dónde voltear y qué postura tener cuando hablamos de energía nuclear, así como entender que la problemática que quizá enfrentan los reactores en la actualidad es distinta a lo que se vivió hace medio siglo y si bien no todo se puede solucionar con tecnología e innovación, hay áreas de oportunidad interesantes que podemos cuestionar.

Bill Gates dijo que la energía nuclear es ideal para combatir el cambio climático, ya que es la única energía libre de carbono y una fuente de energía escalable disponible 24 horas del día. Si profundizamos realmente en el tema, podemos entonces decidir o incluso tener una postura respecto al beneficio real que tiene la energía nuclear en el futuro del planeta Tierra. hoy en día tenemos mucha más información a nuestro alcance y definir si regresar a la construcción de reactores de energía nuclear en el 2019 pudiera o no ser lo idóneo para el planeta es de gran importancia.

¿Qué es la energía nuclear?

En términos simples, la energía nuclear es aquella contenida en el núcleo de un átomo que mantiene unidos a los neutrones y protones. En otras palabras, el aprovechamiento de la reacción de material radioactivo para la producción de energía eléctrica.

La energía nuclear en México

México genera casi 4% de electricidad nacional con una sola planta de energía nuclear, aunque ante el costo que genera esta fuente energética está fuera del radar político y financiero. La generación nuclear está reservada exclusivamente para el Estado, cuya responsabilidad recae en la Comisión Federal de Electricidad y actualmente está a cargo de la central nucleoeléctrica Laguna Verde en Veracruz, que opera con dos reactores nucleares. El programa de instalación de centrales eléctricas 2015-2029 de la Secretaría de Energía prevé la construcción de tres centrales nucleares al oriente de Veracruz hacia el 2026, el 2027 y el 2028, respectivamente.

El rol de la tecnología...

En Estados Unidos más de 75 startups están enfocados en energía nuclear al día de hoy todos con el objetivo de brindarle al público energía nuclear menos costosa, segura y abundante. Lo más importante es la diferencia abismal que existe entre los reactores de hace 50 años y los diseños de reactores “exentos de fallos” y económicos que existen el día hoy. Se estima que habrá una inversión de 1,300 millones de dólares en el sector.

Las más importantes innovaciones del momento en torno a energía nuclear:

Molten Salts:

Es un reactor nuclear que opera con mayor eficiencia con muy poco desperdicio y no requiere combustible sólido. Esto elimina las tareas de construir y retirar el desperdicio, lo cual usualmente es riesgoso. Utiliza reactores de uranio y plutonio con un alto nivel de eficiencia y un mucho menor riesgo que un sistema tradicional.

Micronuclear:

Se refiere a plantas nucleares pequeñas que generan menos de 20MWh de electricidad. La idea se trata de aprovechar la tecnología nuclear de la siguiente generación y miniaturizar en escala los reactores de tal forma que puedas meter un reactor nuclear completo en un camión.

Fusión:

El sueño durante mucho tiempo para resolver los grandes problemas de energía en el planeta de forma permanente ha sido tener abastecimiento de energía sin límite con un costo cero. Si pudiéramos replicar el proceso de generación de energía del sol y eliminar los problemas de desperdicio nuclear, pudiera ser la solución emblema. El resultado sería desde desalinizar el agua de mar para tener una fuente de abastecimiento de agua infinita hasta el suministro de electricidad global en costos irrisorios.

Menos emisiones gracias a energía nuclear y renovables

Si partimos de la base que en gran parte las emisiones de dióxido de carbono derivadas de actividades industriales que utilizan combustibles fósiles y el efecto invernadero que estas emisiones producen sobre la atmósfera son responsables del cambio climático. Un reto importante al que nos enfrentamos en el futuro inmediato es que será necesario incrementar el suministro eléctrico a una sociedad creciente y a la vez mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Por este lado, la energía nuclear emite emisiones de gases de efecto invernadero insignificantes y quizá sea una de las mejores soluciones a este problema.

Existen muchas contraposiciones con respecto al beneficio y uso de los distintos tipos de reactores nucleares. Algunos con mayor riesgo que otros, otros con mejor eficiencia y otros con un mejor uso de los desperdicios radioactivos. Sin embargo, a menos de que seas un experto en energía nuclear, es difícil entender más allá del paradigma de Chernobyl: cuál de éstos podría ser una opción para producir energía limpia a las grandes urbes en estos tiempos.