En la última semana del mes de julio los comunicados y noticias producidas por las cifras del INEGI atraparon la atención de los medios. El 27 de julio difunden Homicidios en 2020 (datos preliminares); al día siguiente, los resultados de la Encuesta de Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH) aplicada en el segundo semestre de 2020; el 29 de julio nos ofrecen un adelanto de las Defunciones registradas en 2020 (nuevamente datos preliminares); y para rematar, el 30 de julio la estimación oportuna del PIB en México durante el segundo semestre. Los respectivos comunicados de prensa se pueden consultar en su página y de ahí el lector interesado en profundizar, obtendrá las ligas que le permitirán acceder a las bases de datos de la ENIGH o al sistema de consulta interactivo que el INEGI tiene diseñados para explorar los resultados de la mortalidad.

Aunque esta nota se concentra en los resultados preliminares de las defunciones, no se puede dejar de mencionar el escandaloso resultado obtenido por la ENIGH-2020. El ingreso de los hogares se contrajo 5.8% respecto de 2018; el gasto corriente monetario de los hogares también disminuyó 12.9% comparado igualmente con 2018. El decremento es superior a 40% en educación y esparcimiento, así como en vestido y calzado. Pero en contraste, aumentó 40.5% en el rubro de salud con respecto a 2018. Dos comentarios sobre este último punto: a) Este tipo de paradojas no son comunes ni pueden resultar esperadas para algunos analistas en tiempos de pandemia, por lo que necesitan ser estudiadas a fondo para ofrecer explicaciones más sólidas sobre los contrastes. b) el INEGI merece un reconocimiento público pues a pesar de la contingencia sanitaria no interrumpe su labor de informar a la sociedad. Son muy pocas las oficinas de estadística nacional en el mundo que han mantenido vivas las encuestas de hogares y elaboran sus reportes en tiempo y forma. El levantamiento se hizo entre el 21 de agosto y 28 de noviembre de 2020 y se visitaron 105,483 viviendas.

Por otro lado, en el interés de informar oportunamente a la sociedad, el INEGI ofrece resultados preliminares para responder dos preguntas cruciales a 20 meses de pandemia. ¿cuántas muertes ocurrieron en México en 2020 y cuáles fueron las causas de muerte ese año? 

A diferencia de la  publicación periódica del Grupo interinstitucional para la estimación del exceso de mortalidad por todas las causas el reporte preliminar desagrega las causas de muerte y por lo mismo lo complementa. En este reporte el grupo interinstitucional establece que a finales de 2020 se registraron 212,938 defunciones asociadas a Covid19 (BDNRC RENAPO) y 1,077,273 defunciones observadas durante el año. Ello representa 328,376 de defunciones en exceso. Estas cifras no coinciden con lo referido por INEGI como preliminar: 201,163 asociadas a COVID19; 1,086,094 defunciones en total, lo que da una diferencia con respecto a las observadas en 2019 de 338,310. El hecho de que se reporten 11,755 menos muertes de COVID19 o 8,821 más del total, les restan precisión a ambos reportes. 

A lo anterior se añaden inconsistencias entre el texto del informe preliminar y los resultados de la consulta dinámica en el portal de mortalidad de INEGI. El texto advierte: “la cifra de 1,086,094 contempla fallecimientos de registro extemporáneos, por lo que las defunciones ocurridas entre enero y diciembre de 2020 son 1,075,779 y el complemento extemporáneo o no especificado es de 10,315” y los datos de la consulta dinámica arrojan 1,069,301 defunciones ocurridas en 2020, lo cual representa una diferencia de 16,793 con respecto a las registradas en 2020. Los que han estudiado los reportes de defunciones regularmente saben que el registro extemporáneo es algo habitual. Pero no lo son las inconsistencias entre las cifras publicadas por anticipado. 

Publicar cifras preliminares puede ayudar en la oportunidad del reporte, pero confunden a los usuarios pues no queda claro cuál es el estándar de oro o cuál es la fuente que presenta la cifra a utilizar sobre lo que sucedió en 2020. El informe aclara en reiteradas ocasiones que hasta el mes de octubre de 2021 aparecerán las cifras definitivas y que a la fecha se lleva un avance de 94% en la confronta con la Secretaría de Salud. Por lo que más vale ser cautelosos en la forma de utilizar estas cifras preliminares y mucho más en aventurar conclusiones.

Aunque el INEGI insiste en publicar que el COVID19 es la segunda causa de muerte, pues utiliza una lista de causas de muerte con agregaciones impropias para la adecuada toma decisiones -como es el caso de presentar juntas las enfermedades del corazón o los tumores malignos-, a nosotros nos queda claro que el COVID19 no sólo es la primera causa de muerte en México, sino que también lo es específicamente en 20 estados de la República Mexicana. En el cuadro que se presenta a continuación se comparan las 10 principales causas de muerte en México en 2020. En el primer bloque se presenta la lista que propone INEGI y en el segundo la lista con causas desagregadas extraídas de la misma base de datos. Aunque no es éste el espacio para discutir los detalles técnicos de porqué es más recomendable la segunda lista, debe quedar claro que usar categorías sobrecargadas y heterogéneas no ayuda para la toma de decisiones y asignación de recursos. Para fines de este análisis, las agrupaciones resaltadas en negritas  fueron desagregadas siguiendo los criterios de la lista mexicana de causas de muerte.

Siguiendo este criterio de agrupación de causas de muerte, INEGI publica que en 8 estados COVID-19 fue la primera causa de muerte, en 16 fue la segunda, en 7 fue la tercera y en Chiapas fue la cuarta. (Ver la ilustración del mapa en el lado izquierdo). En cambio, empleando la lista desagregada, COVID-19 ocupa el primer lugar en 20 estados, en 6 el segundo y en 6 el tercer lugar. La concordancia del lugar que ocupa COVID19 es en 17 estados.

Es entendible que la contingencia sanitaria presione a que algunas oficinas de estadísticas nacionales se muevan más rápido que otras y publiquen resultados consolidados de defunciones de 2020. A la fecha se cuentan con los dedos los países que lo han hecho y seguramente no serán mucho más en lo que resta del año. Pero lo que no deja de llamar la atención es la salida al público de resultados preliminares, no por los motivos, sino por las implicaciones de abrir la discusión con cifras preliminares y promover conclusiones que pueden resultar prematuras ¿Qué falta por ver cuando concluya la confronta? El reporte preliminar dice: “…Para generar la información definitiva que se publicará en octubre de 2021, se realizan confrontas con la Secretaría de Salud para cuatro grupos: defunciones maternas, muertes de menores de cinco años, agresiones (presuntos homicidios) y las provocadas por causas sujetas a vigilancia epidemiológica (incluyen las causadas por la COVID-19)…”  

Aunque es evidente que hay que esperar tres meses más para observar el verdadero incremento de la mortalidad materna en 2020 y posiblemente un mayor número de homicidios o de muertes por COVID19, el reporte preliminar deja claro que COVID19 fue la primera causa de muerte en el país y en 20 estados de la República mexicana.

*El autor agradece a Maria Jesus Ríos Blancas la elaboración de los mapas.

Twitter: @DrRafaelLozano