La producción forestal en Michoacán y principalmente en la región oriente del Estado ha sido por décadas el principal motor económico para los pobladores de esta región, ya que la mayor superficie tiene vocación forestal, donde mediante las actividades del aprovechamiento maderable se crea gran cantidad de empleos tanto directos como indirectos, que se desarrollan en las labores extractivas, como son el derribo, troceo, arrastre y transporte de las materias primas forestales, y posteriormente en los centros de transformación primaria (aserraderos), donde también se crean más empleos, tanto en el aserrío como apilado de la madera y la carga o empaquetado de las tablas, posteriormente con el valor agregado de la madera en la fabricación para el terminado de los mismos

Durante los últimos 10 años esta actividad forestal ha presentado un cambio importante con respecto a la mejora de la maquinaria para el aserrío debido a la competencia por el mercado, que demanda mayor cantidad maderable y de mejor calidad, cuyo origen sea de aprovechamientos legales.

En la región oriente de Michoacán existe una gran capacidad instalada de industrias forestales, razón por la cual es indispensable mejor maquinaria, para lo cual es necesario contar con financiamientos adecuados para el sector, y es aquí donde FIRA como parte de la banca de desarrollo que coordina la SHCP y los intermediarios financieros bancarios participa de manera preponderante para, a través de créditos, solventar las necesidades de la industria forestal.

Los precios de la madera en rollo varían desde 1,000 pesos por m3 hasta 1,400 pesos en pie cúbico, dependiendo de las distancias que se deben de recorrer desde el bosque hasta las instalaciones de industria, llegando a tener un valor de 1,850 pesos hasta 2,200 pesos puesto en el aserradero, esto dependiendo de la calidad de la misma, asimismo el valor de la madera aserrada varía de acuerdo con su calidad, llegando a tener un precio de hasta 14.00 pesos pie cúbico de primera calidad, pero es sabido que para los dueños del bosque muchas veces es difícil tener los recursos económicos y aprovechar adecuadamente sus maderas, es por ello que FIRA otorga financiamiento para la realización de las labores de aprovechamientos forestales maderables legales.

En la región oriente de Michoacán la industria instalada legalmente se abastece de aprovechamientos maderables de la región así como del Estado de México, Guerrero y Jalisco, entre otros, como lo es el caso de la industria denominada Aserraderos Lers, SA de CV, que se encuentra ubicada en Ciudad Hidalgo, Mich. Y que es una de las más importantes en la región y del estado, otra como lo es Marca Madera, también ubicada en Ciudad Hidalgo, sólo por mencionar algunas, la primera cuenta con aprovechamientos maderables legales que son propiedad de sus dueños y que además traen madera en rollo de los lugares antes mencionados, en esta industria se producen tablas, tablones, polines y vigas de pino, oyamel y cedro; en esta región del estado estas industrias trabajan todo el año brindando empleo permanente a sus trabajadores.

En la segunda parte de esta nota de análisis comentaré acerca de la participación de FIRA en esta actividad estratégica para el estado de Michoacán, en su región oriente.

*Antonio Verdín Heras es agente en la Agencia Morelia en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.