En la primera parte de este artículo dimos a conocer un panorama general de la producción mundial y nacional de la leche e igualmente sobre la importancia que tiene que los productores lecheros de nuestro país desarrollen sus propios remplazos de ganado para sustituir las vacas que han concluido con su vida productiva

Ahora abordaremos aspectos nutricionales de la leche, retomando lo que menciona el Libro blanco de los lácteos (edición española), en donde la mayor parte de los expertos y las investigaciones científicas continúan defendiendo el papel de la leche en una alimentación equilibrada.

“Los beneficios que aportan los nutrientes que contiene la leche y los productos lácteos se extienden más allá de su papel en el crecimiento y en el desarrollo del individuo y su consumo se asocia a un patrón de dieta equilibrada”, refiere.

El bajo contenido calórico de la leche, con respecto a esta gran cantidad de nutrientes, la convierte en un alimento básico diario que, si se suprime, puede provocar desequilibrios perjudiciales para el correcto funcionamiento del organismo.

“El consumo de leche, entre dos y cuatro raciones al día dependiendo de la edad, es fundamental para cubrir requerimientos de calcio, de proteínas de alta calidad, etcétera. Cuando se reduce el consumo de este producto, es muy difícil alcanzar esos requerimientos”, de acuerdo con lo que ha expresado el presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición.

Uno de esos nutrientes fundamentales presentes en la leche es el calcio. La cantidad diaria recomendada de calcio (aunque varía en función de la edad) es de 1,000 mg al día, aproximadamente.

Según el Instituto Puleva de Nutrición, un vaso de leche contiene unos 300 mg de calcio. Además, al contener también vitamina D, la absorción del calcio es más efectiva que en otros alimentos, gracias a la alta biodisponibilidad del calcio lácteo.

Para obtener el mismo calcio disponible a través de otros alimentos, como almendras o espinacas, son necesarias varias raciones diarias

Ahora bien, dada la importancia nutricional de la leche, de igual manera lo es que su producción en México se incentive y, como lo explicábamos en la primera parte de la nota, es importante el desarrollo de remplazos de ganado lechero, cuyo objetivo es el que los productores puedan invertir en el desarrollo de vaquillas provenientes de su propio hato o de otros, ya sea para el mejoramiento y crecimiento del mismo y cubrir los costos generados en el desarrollo de remplazos mediante créditos de largo plazo que pueden obtener a través de instituciones de la banca de desarrollo.

Acceder a los beneficios que permite desarrollar remplazos necesarios en el hato ganadero permite beneficios a los productores, como es la disminución de los costos de desarrollo de remplazos, no depender de remplazos de otros hatos y decremento en la transmisión de enfermedades entre el ganado.

Realizar actividades productivas y rentables es posible en beneficio de la nutrición de las personas y de la salud financiera de las empresas lecheras, en Aguascalientes estamos atentos quienes elaboramos esta nota para orientar más a este respecto.

*Cupertino Gerón Díaz, Feliciano Martínez Valenzuela y Ana Rosa Aguilar Maldonado, son residente estatal, especialista y promotora de FIRA en Aguascalientes, respectivamente.

cgeron@fira.gob.mx

fmartinez@fira.gob.mx

araguilar@fira.gob.mx

La opinión aquí expresada es de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.