En medio de tanto dolor, tantas pérdidas y tanta tristeza, pienso que este 20 de enero del 2021, fue un buen día para el mundo. Con la llegada de Joe Biden y Kamala Harris al gobierno de Estados Unidos podemos suponer que la estridencia, la impulsividad, la polarización, las mentiras, los ataques a la democracia y la mala educación, al menos en aquel país y al menos por algún tiempo, están de retirada.

Como mujer, además, quiero decir que me llena de alegría y entusiasmo la llegada de Kamala Harris a la vicepresidencia de Estados Unidos. 250 años de democracia en nuestro país vecino y apenas hoy llega una mujer a un cargo tan destacado. ¡Y qué mujer!

Por si este logro fuera poco, recordemos también que es ella, el primer humano afroamericano-antillano e indio en jurar un cargo de tal importancia. En buenahora por la diversidad del planeta, por las mujeres y su esforzado empoderamiento.

Ahora en EUA, lo que importarán son los hechos, no los otros datos, ni la pos-verdad ni la otra realidad a modo, ni chifletear a los medios que no le son afines al presidente. Ayer mismo comenzamos a darnos cuenta del cambio. Ahí les van los primeros decretos que el presidente 46 de Estados Unidos firmó:

Se detiene la construcción del muro de la frontera

Ya no se van a desviar fondos para la edificación de una barrera entre México y Estados Unidos. Desafortunadamente durante la administración Trump, tal y como el ex presidente lo anunció hasta el cansancio, el muro se construyó, era todo México y si, de una u otra forma terminamos pagando por él y dando un trato inhumano (hasta hoy) a los migrantes.

Regreso de Estados Unidos al Acuerdo de Paris y a la OMS

Esto en pocas palabras quiere decir que regresa la ciencia y se destierra a la magia y a la supercheria. Nuevamente Washington se ocupa y preocupa por los temas ecológicos y el cambio climático. Y más aún, USA regresa a la Organización Mundial de la Salud. Nuestro sufrido Tedros estará un poco más tranquilo en medio de la trágica pandemia. La ayuda llegará, la coordinación será posible, los esfuerzos por derrotar al virus darán mejores frutos. Buenas noticias.

Se decreta el uso obligatorio de cubrebocas en todos los edificios de la federación y se crea la Coordinación de Respuesta al Covid-19 que acordará directamente con el inquilino de la Casa Blanca. El cubrebocas es visto, como debe de ser como una protección, no como un simbolo de machismo y autoritarismo. Esta es una decisión médica no politiqueria barata.

Se renueva el DACA

Esta orden ejecutiva de la Casa Blanca evitará la deportación de cientos de miles de personas, todos sin documentos pero que crecieron y han vivido toda su vida en Estados Unidos. Los famosos dreamers podrán seguir estudiando y trabajando donde han crecido. Y esto como parte de una al parecer, gran reforma migratoria que poco a poco se ira discutiendo y dando a conocer. Igualmente se buscará la reunificación de los 600 niños migrantes separados de su familia. No habrá más niños enjaulados.

En fin, aire fresco y limpio se respira hoy en la primera potencia del mundo. Sin duda Biden no fue un gran candidato. No tiene un discurso lleno de frases inolvidables, no enciende de pasión a las multitudes y es un hombre bastante mayor. Lo que me parece que tiene el hoy presidente de Estados Unidos es serenidad, experiencia, profesionalismo, respeto por el otro y ganas de gobernar para todos, asi lo dijo, no solo gobernará para los que votaron por él. 

Y si, cuando Biden mencionó en su discurso que habia que terminar la “guerra civil” entre liberales y conservadores, que habia que buscar la unidad del país para cuidar la “frágil y preciosa democracia” con una tristeza inmensa me morí de la envidia y me puse a escribir.

Twitter: @ TVale2012

terevale2019@gmail.com

YouTube: Tere Vale, El Rapidín.

Tere Vale

Psicóloga

Columna invitada

Psicóloga, conductora, escritora, comentarista de Grupo Fórmula.

Lee más de este autor