Otro de los pequeños e increíbles accesorios o dispositivos con los cuales contamos en el mundo de las telecomunicaciones son los dispositivos de banda ancha móvil. Éstos pequeños y cómodos dispositivos nos permiten “andar por el mundo” conectados sin vernos en la necesidad de depender de conexión alámbrica o el wifi de algún establecimiento o espacio público.

Conforme nuestras vidas se continúan entrelazando con el mundo virtual, los mexicanos nos convertimos en mayores consumidores de este tipo de gadgets que nos facilitan conectarnos.

Un estudio reciente de CIU, Competitive Intelligence Unit encontró que en México al tercer trimestre de 2017, contamos con un total de 69.2 millones de accesos lo cual representó un crecimiento de 26% con respecto al mismo periodo del año anterior. Este dato que en principio parece no tener mayor relevancia es un indicativo de lo dinámico que este mercado se ha convertido y sobretodo el enorme potencial que esto representa para las empresas de contenido y espectáculos así como para las de telecomunicaciones.

Los dispositivos de banda ancha móvil, también conocidos como BAMs son una herramienta útil y maravillosa para una gran cantidad de usuarios. En las grandes ciudades, los BAMs nos sirven a todos los que constantemente viajamos o nos movemos por distintos puntos de la ciudad. El tráfico, las distancias, o incluso el alto costo de movernos pueden llegar a ser un detractor para llegar a sitios donde podamos sentarnos a trabajar, accesar servicios como la banca móvil, el portal del SAT o cualquier otro tipo de servicios o compromisos virtuales.

Otra utilización importante que nos permiten y nos facilitan los BAMs es un mayor y mejor aprovechamiento de la comunicación. Como es ya bien sabido, gran parte de la comunicación hoy en día es a través de medios electrónicos y de datos, en lugar de voz. Las redes sociales, y plataformas como Skype nos permiten estar en comunicación con amigos y familiares 24 horas 7 días a la semana o incluso atender negocios desde cualquier parte del mundo si tenemos un BAM.

Finalmente los BAMs nos abren las puertas del entretenimiento. Actualmente podemos conseguir dispositivos BAM 4G y con velocidades superiores a los 40 Mgbps. Con estas capacidades se puede recibir y descargar cualquier tipo de video, película o juego interactivo en nuestras pantallas. Esto lo saben muy bien los productores de contenido y es por ello que cada día observamos mayores esfuerzos, acompañados de multi millonarias inversiones en la creación de contenido de calidad y relevancia.

Los grandes productores de contenido así como los distribuidores del mismo han creado importantes alianzas para aprovechar la infinidad de canales existentes. Sin embargo derivado de la misma sobre oferta de contenido y opciones para disfrutarlo la competencia ha empujado a los productores a utilizar más y mejores recursos tecnológicos y creativos para lograr llegar a audiencias atractivas.

Una vez más, la cantidad de sinergias y oportunidades de negocios que tecnologías como la banda ancha móvil aporta al mundo de las telecomunicaciones es casi infinita. Un último ejemplo que me viene a la cabeza es el esfuerzo anunciado recientemente por Telefónica quien lanzará MoviStar Series, un canal en el que transmitirá contenido regional (para la región LATAM) tanto comprado a otros productores como propio.

Éste es sólo un ejemplo más de los que ya hay muchos…. Será interesante ver cómo, hasta cuándo y cuántos subsisten y de éstos, como mutarán conforme el mercado continué su transformación.

En otro tema

Televisa estrenó ayer su telenovela de las 18:30 llamada Hijas de la luna, la cual se ubicó como la telenovela con mayor audiencia.

Registró más de 3 millones 240 mil de personas.

En su barra de horario, superó a su competencia directa, Enamorándonos de Azteca Uno, por más de 52 por ciento.

En ese mismo horario, a Resumen Exatlón de Azteca Siete, lo supero por más de 225 por ciento.

Antonio Aja

Columnista

Showbiz