La #AMLOTrackingPoll, la encuesta que Consulta Mitofsky elabora diariamente para el diario El Economista, señala que cada vez son menos las personas que aprueban la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con los resultados de la misma, 47.2% de los encuestados aprobaban ayer la forma en que está desempeñándose AMLO. Este porcentaje, si bien sigue siendo alto si se toma en cuenta que López Obrador cumple hoy 495 días en el cargo, dista mucho del que se registró hace un año, cuando el 14 de abril del 2019 fue de 67.8 por ciento. Es decir que, en un año, la aprobación cayó 20 puntos porcentuales.

Al concluir febrero, la gestión presidencial era aprobada por 54.4%; un mes después, al finalizar marzo, el porcentaje descendió a 49.2 por ciento.

O sea que durante los primeros siete días del mes en curso su nivel de aprobación bajó 2 puntos porcentuales más.

Y lo más probable es que cada vez menos mexicanos aprueben el desempeño de Andrés Manuel.

Conforme aumente el número de los muertos por el Covid-19 y, por qué no decirlo, de la muy sospechosa epidemia mexicana de neumonía atípica, se irá desplomando el porcentaje.

Y también seguirá bajando conforme quiebren muchas de las casi 4.2 millones de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que no podrán sobrevivir los efectos de la pandemia del coronavirus y la cada día más profunda recesión económica en que México se encuentra.

Y menos podrán sobrevivir porque el gobierno de AMLO se niega a poner en acción un programa gubernamental para su apoyo y rescate dizque porque no quiere hacer lo mismo que hicieron los gobiernos neoliberales que lo precedieron y que tano detesta y desprecia.

El presidente de México parecería estar actuando con el propósito de eliminar a gran parte de 99.8% de las empresas mexicanas, que son mipymes, olvidando tal vez que generan 52.0% del Producto Interno Bruto (PIB) y 74.0% de los empleos en el país.

Si ésa no es su intención, ¿cómo explicar que no actúe como tantos otros gobiernos nacionales, sean de derecha, de izquierda o de centro, que han lanzado planes de apoyo a las Mipymes, y también a las grandes empresas que debido a la actual circunstancia están en riesgo de quebrar?

Entre los 30 millones 113,483 mexicanos que el 1 de julio del 2018 votaron a favor de AMLO hay un gran número de dueños y empleados de las Mipymes. Debido a una actitud de rechazo casi patológica de Andrés Manuel a los planes de rescate que según él sólo aplican los gobiernos neoliberales, muchos de los primeros perderán sus negocios, gran parte de los segundos se quedará sin trabajo, y todos seguramente enfrentarán dificultades económicas y experimentarán un descenso en sus niveles de vida.

Y esta caída en la calidad de vida, que durará años y no sólo unos cuantos meses, como le gusta decir a Andrés Manuel, se traducirá en menos votos para Morena en las elecciones del año entrante.

Si AMLO no acepta que nunca despegará su plan económico para enfrentar la pandemia y la recesión económica, y si no pospone la construcción de sus megaobras —que considerando la actual situación son tan faraónicas como las que les criticó a sus antecesores—, inexorablemente perderá cada vez más seguidores, entre ellos los que son dueños o empleados de una mipyme.

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.