El deporte tiene más capacidad que los gobiernos de derribar las barreras sociales.

Nelson Mandela

Como hemos expuesto en anteriores entregas, la mediación es una negociación asistida y tiene dos grandes vertientes: la mediación para gestionar, prevenir y resolver conflictos o controversias de carácter legal y la mediación social, ésta tiene como propósito atender las controversias o conflictos en todos los demás ámbitos de interacción social. 

Con la medición se puede evitar que las personas intenten resolver conflictos y controversias a través de la violencia.

La mediación social se enfoca en el individuo teniendo en cuenta los diferentes ámbitos en los que interactúa y se interrelaciona; busca fomentar la cultura de la paz en la convivencia de las personas y, de esta forma, incidir en todos los sistemas en los que participa generando habilidades de diálogo, comunicación, tolerancia, consenso y solución. 

Uno de esos ámbitos es el deportivo. En México, aunque existen avances en el denominado Derecho Deportivo, que se refiere al régimen legal que se aplica a la actividad deportiva, poco se ha estudiado en torno a las controversias o conflictos deportivos y sobre el aprovechamiento de la mediación para su atención.

Como hemos comentado, la mediación es una negociación asistida por un tercero, un profesional en la materia, cuya labor es facilitar la comunicación entre las partes en la que las decisiones que se toman y los acuerdos que se aceptan, son construidos por los involucrados. No decide ese tercero, no es el mediador quien decide. 

Respecto del marco normativo en materia deportiva de nuestro país, vale la pena mencionar que, conforme a lo previsto en el artículo 4º Constitucional, toda persona tiene derecho a la cultura física y a la práctica del deporte; también contamos con la Ley General de Cultura Física y Deporte que, en la fracción XIII de su artículo 3º, estable que se fomentarán actitudes solidarias y se propiciará la cultura de la paz, de la legalidad y de la no violencia, de tal suerte que la mediación deportiva está implícitamente prevista para la gestión, prevención y resolución de controversias en el ámbito deportivo.

Como sabemos, el deporte es la actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas. Puede ser el conocido como deporte para todos, que involucra a quien, sin distinción ni discriminación alguna, tenga el interés y esté en condiciones de practicarlo de manera recreativa, por salud o como educación física. También está el deporte de rendimiento, cuya práctica se dirige a alcanzar resultados, marcas o récords, ya sea como aficionado, amateur, de alto rendimiento o profesional.            

Nadie puede dudar que el deporte tiene el poder de transformar el mundo, de inspirar, de unir a la gente como pocas otras cosas, que es un elemento constitutivo de la cultura global y nacional, así como de unión de los diversos países. Tiene una gran relevancia cultural en todos los lugares donde se practica. 

Se trata también, sobre todo en el terreno profesional, de un ámbito de los negocios y de una industria millonaria. En nuestro país eso se observa principalmente en el futbol y en el boxeo. 

Recomendamos e insistimos en que se adopte y aproveche la mediación en la gestión, prevención y resolución de los conflictos que surgen o pueden presentarse en el ámbito del deporte. Cabe aclarar que no nos referimos a la actividad de los árbitros o réferis, a quienes corresponde la responsabilidad de presidir el juego de su especialidad, con neutralidad y, en su caso, de tomar las decisiones sobre la marcha dirigidas a hacer cumplir las reglas del deporte de que se trate.

La adopción de la mediación en el ámbito deportivo será posible en la medida en la que autoridades, federaciones y clubes deportivos, principalmente, cuenten con personal altamente calificado que pueda ofrecerles los servicios de mediación deportiva. 

Como se sabe, para la existencia de los servicios de mediación es un requisito sine qua non, la presencia de un mediador debidamente formado, que no surge de manera espontánea ni por virtud de un nombramiento, sino como resultado de una capacitación especializada de alto rigor académico.  

Quien aspire a ser mediador deportivo deberá acreditar apertura hacia el estudio teórico y la reflexión; mostrar facilidad para la participación grupal; compromiso moral con el respeto a las personas y a la diversidad cultural, además de dominar el marco normativo en el ámbito deportivo, entre otras cualidades.

Actualmente se diseña una especialidad de la mediación deportiva en nuestro país, para que la atención de los diversos tipos o clases de controversias o conflictos en el deporte, que requieren de familiarización y experiencia en ese importante ámbito de interacción social, puedan aprovechar ese medio pacífico de gestión, prevención y resolución de controversias.

Para informar a mediadores y a profesionales relacionados con la actividad deportiva interesados en el tema, se ofrece el seminario en línea “Mediación y Deporte”, en el que participarán expertos en la materia. Dicho seminario es organizado por instituciones nacionales tales como Asociación Nacional de Mediación y Universidad San Sebastián en conjunto con el Instituto Español de Mediación Deportiva y Pacificación. Dicho seminario se realizará el viernes 25, la participación es gratuita. Puede obtenerse información en el correo que aparece al final de esta colaboración.   

En la actualidad está probado que un creciente cúmulo de conflictos o controversias precisan de un tratamiento distinto al del proceso judicial, la mediación ofrece esa opción. 

La construcción de una cultura de la paz y de la concordia sólo es posible con un contagio positivo que generalice la práctica del diálogo en todos los ámbitos de interacción social, el ámbito deportivo no debe ser la excepción.

Es esencial continuar impulsando esa transformación cultural para que la solución de las controversias o conflictos puedan encontrarla quienes están involucrados directamente en ellas.

*El autor es abogado y mediador profesional.

phmergoldd@anmediacion.com.mx

Twitter: @Phmergoldd

Pascual Hernández Mergoldd

Abogado y mediador profesional

Columna invitada

Lee más de este autor