La Corte está a punto de pronunciarse en torno de un tema fundamental para la industria de las telecomunicaciones en México.

Las inminentes resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinarán el rumbo del país en materia de interconexión entre los operadores de telecomunicaciones para los próximos años.

Puede afirmarse que el máximo tribunal de justicia del país tomará decisiones que afectarán a los operadores con impactos económicos importantes.

Pero también serán relevantes para el órgano regulador de las telecomunicaciones: la Cofetel.

Y es que la Corte no sólo se pronunciará para resolver los desacuerdos de interconexión entre operadores, sino que también se pronunciará sobre las herramientas sobre las que se basó la Cofetel para calcular tales tarifas.

Es decir, la Corte revisará el marco jurídico que usa la Cofetel para resolver los desacuerdos de interconexión, las herramientas y los modelos de costos que utiliza la Cofetel.

Dos amparos: ?Axtel-Avantel vs Telcel

Se trata de un par de amparos en cuyo fondo el tema es el concepto de interconexión.

Y, de alguna forma, representan la continuación de la contradicción de tesis (268/2010) por la que la SCJN decidió que no se otorgaran suspensiones respecto de las resoluciones que emite la Cofetel en esta materia, por tratarse de asuntos de orden público e interés social.

La Corte conoce hoy los amparos en revisión 426/2010 y 318/2011, y procederá a resolverlos a fines de este mes.

El primero está a cargo de la ponencia del ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia, y el segundo, a cargo del ministro Sergio Aguirre Anguiano.

Ambos ministros se despedirán de la SCJN con temas relevantes de telecomunicaciones.

Los dos terminan sus respectivos periodos como ministros el próximo 30 de noviembre.

Primero se revisará el proyecto a cargo del ministro Ortiz Mayagoitia que se refiere a un desacuerdo de interconexión entre Axtel y Telcel en el que la Cofetel determinó, en enero del 2008, las tarifas -que no pudieron convenir entre las propias operadoras- para la terminación móvil, para los años del 2005 al 2007.

El del ministro Aguirre es un desacuerdo entre Avantel y Telcel, también para la terminación móvil para el periodo del 2005 al 2010 que resolvió la Cofetel en agosto del 2006.

Hay que recordar que, cuando se resolvieron estos desacuerdos de interconexión, no eran comisionados Mony de Swaan, Alexis Milmo ni Gonzalo Martínez Pous.

Tarifas: el impacto económico

La parte medular de estos juicios de amparo se refiere fundamentalmente a la forma y herramientas que tiene la Cofetel para poder determinar las condiciones de interconexión no convenidas entre los operadores, fundamentalmente las tarifas.

Los efectos para los operadores son fundamentalmente económicos, ya que se refiere a periodos muy grandes del pago de las tarifas de interconexión.

Axtel y Avantel alegan una tarifa 60% más baja que la que determinó la Cofetel para los años del 2005 al 2010.

Lo relevante para la Cofetel es conocer la interpretación de la Corte de las normas de interconexión y los modelos de costos que usa el órgano regulador para fijar los montos de las tarifas de interconexión para resolver los desacuerdos de interconexión desde 1997.

La revisión de ambos casos por parte de la Corte es muy importante para los operadores.

Impacto a móviles

La posición de Axtel y Avantel es en contra de todos los operadores móviles, aunque en este primer grupo de amparos sólo se analizan los de Telcel, pero será exactamente lo mismo para Telefónica y Iusacell.

El proyecto del ministro Ortiz analiza detalladamente las disposiciones jurídicas que se refieren a la forma en la que la Cofetel calcula las tarifas de interconexión.

Particularmente, los modelos de costos, así como el concepto relativo a si las tarifas deben estar sólo basadas en costos o si la autoridad puede auxiliarse de otros conceptos para determinar las tarifas de interconexión.

El proyecto del ministro Ortiz es particularmente crítico con un concepto que utilizó la Cofetel en esos años que se le denomina externalidad de red y del cual -sostiene el proyecto- se deriva el diferencial tan grande entre las tarifas que mantienen los operadores. Curiosamente, el mismo proyecto reconoce que la Cofetel puede prever un margen adicional siempre y cuando esté relacionado con la prestación del servicio de interconexión.

Con ello, parece que el Ministro reconoce que las tarifas se pueden determinar con conceptos adicionales al Costo Incremental Promedio de Largo Plazo.

Por eso está en manos de la Corte, la definición de los términos del negocio y la regulación de las telecomunicaciones.

CUENTOS VERAS

Las acciones colectivas que iniciaron, contra de Nextel, también van en contra de Telcel, Iusacell y Telefónica.

Twitter: @marco_mares

[email protected]