Da gusto ver que en México están surgiendo cada vez más iniciativas que buscan transparencia en torno a cómo operan los hospitales y los resultados que consiguen en la atención de sus pacientes. Está sucediendo en la parte privada; se esperaría que luego también le entren los públicos operados por el Gobierno.

Un ejemplo destacable es el de TecSalud con el Hospital San José y el Hospital Zambrano Hellion que recién empezaron a publicar indicadores clave para reflejar los niveles de calidad y seguridad conque ofrecen sus servicios médicos. Con ello lanzan una invitación implícita a los principales hospitales del país, o por lo menos los de Nuevo León con los que compiten directamente, a que también lo hagan.

Ya se verá si otros hospitales reaccionan con acciones de transparencia, pero por lo pronto nos dan a los mexicanos una idea sobre el tipo de resultados que tendríamos que conocer y exigir cada vez que requerimos acudir a un hospital. Los de TecSalud dicen que desde hace años trabajan internamente con 18 kpis o indicadores, pero hasta este 2021 se animaron a transparentar 4 para empezar. En su sitio web a la vista de todo público pusieron los siguientes: su tasa de readmisión hospitalaria no planeada (los reingresos de pacientes en los primeros 30 días del internamiento previo. Se supone que cuando un paciente es dado de alta no tendría porque reingresar); el porcentaje de pacientes que requieren un segundo procedimiento quirúrgico para atender alguna complicación; la tasa de caídas con daño por 1000 días por paciente (una de las causas más comunes de lesiones y daño en hospitalizados); y para el caso de infartos, pusieron a la vista el tiempo promedio entre el primer contacto médico que tiene el paciente al ingresar hasta que se le coloca dispositivo para abrirle la arteria dañada y salvarle la vida (en síndrome coronario agudo se le conoce como tiempo puerta-balón).

Para que el usuario tenga punto de comparación en cada caso, los hospitales de TecSalud publicaron los datos del 2021 y retrospectivos a 2019 y 2018, así como la referencia internacional; también contrataron a un despacho profesional para auditar, verificar la trazabilidad de sus procesos y validar dichas tasas.

Sven Boes, director general de Hospitales de TecSalud, nos comenta que ellos decidieron dar el primer paso en forma voluntaria y todos los integrantes de la Asociación Nacional de Hospitales Privados (ANHP) podrían sumarse en este esfuerzo de transparencia, pues entre ellos mismos sí conocen sus indicadores pero no se animan a sacarlos a la luz.

De hecho, comenta que todos los hospitales certificados por el Consejo de Salubridad General (ConSaGe) deberían poder demostrar trazabilidad en sus procesos y abrirse con sus indicadores. Sin embargo, hay resistencia debido en parte a que no ven un beneficio de ello, y también por temor a que los pagadores, sobretodo las aseguradoras que realmente entienden muy poco de salud (aun cuando vendan seguros de gastos médicos mayores), les reclamen por alcanzar aparentes malos resultados en seguridad y calidad.

Otro aspecto donde trabaja TecSalud es en el apego de médicos a las guías clínicas; ello, con miras a reducir la elevada variabilidad de costos hospitalarios. Este es un problema que aqueja a toda la industria hospitalaria en México dada la libertad y autonomía de los especialistas, y debido a que éstos como profesionistas independientes no son empleados de los hospitales.

Es algo relevante a lo que todos andan buscando solución porque tanto TecSalud como todas las grandes instituciones hospitalarias privadas del país se enfrentan al reto de hacer más accesibles sus precios y así llegar a más gente, elevar el volumen y romper el círculo vicioso que hoy mantiene restringidos sus servicios al acotado 7% de mexicanos que pueden pagar un seguro de gastos médicos mayores.

Sale ranking 2021 de Mejores Hospitales Privados

Y hablando de iniciativas sobre información hospitalaria, hoy se publica la segunda edición de “Mejores Hospitales Privados de México” que desarrollan Funsalud y la consultora especializada Blutitude, aliados con Grupo Expansión.

Su universo de hospitales analizados pasó de 200 a 500, los cuales representan 17.5% de todos los hospitales privados del país, pero sus más de 17,000 camas representan más de la mitad de la capacidad instalada.

Dicha clasificación saca una lista de los top50, basada en 5 renglones medidos -talento, tecnología, procesos, resultados y percepción- y donde curiosamente esta vez entran 14 hospitales que no habían aparecido en la edición previa. También agregaron ahora 6 clasificaciones regionales con 20 hospitales por cada zona: Norte, occidente, sur, noroeste, centro y metropolitana, algo que hace mucho sentido dado el extenso y polifacético territorio de nuestro país. E igualmente incluye un listado top10 de hospitales pequeños y medianos con 40 o menos camas que aún siendo chicos juegan un rol importante. Por último, algo de suma utilidad puede ser el listado de los mejores 15 hospitales por especialidades médicas donde se incluyen las 14 principales: Cardiología y Cirugía del Corazón, Cirugía Plástica y Reconstructiva, Endocrinología, Gastroenterología y Cirugía Plástica, Ginecología y Obstetricia, Medicina Crítica y Urgencias, Nefrología, Neumología, Neurología, Oncología, Ortopedia y Traumatología, Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, Pediatría y Urología.

Pide INAI a SS corrija errores en certificados de vacunación

Si no es la Secretaría de Salud la responsable de los datos personales incluidos en el certificado de vacunación ¿entonces quien? Resulta que la Secretaría de Salud se quería lavar las manos ante quienes le pedían corregir errores de datos personales en el certificado de vacunacion Covid. Fue la Secretaría que lleva Jorge Alcocer la que habilitó la plataforma digital donde se emiten dichos certificados hoy tan importantes, y por tanto cualquier error es su responsabilidad.

Pero la gente de Alcocer le estaba echando la bolita al IMSS e Insabi y como que quería argumentar que había una laguna legal al respecto. Pero el Instituto de Acceso a la Información (INAI), específicamente su comisionado Adrián Alcalá, ya dejó en claro el asunto e instruyó a la dependencia a responder y apoyar a los solicitantes corrijiendo su apellido o el tipo de vacuna o el correo electrónico.

El certificación de vacunación es responsabilidad de SS y tal papel no puede evadirlo ni dejarlo en el aire pues hoy dicho certificado es documento vital y estratégico en muchos sentidos pero sobretodo para las personas que lo requieren en trámites vitales sobretodo al momento de viajar.

Femsa Salud crece a alta velocidad

De llamar la atención el tamaño de negocio que ya tiene Femsa en su División Salud que incluye farmacias en México, Colombia, Chile y Ecuador, así como un laboratorio productor de medicamentos genéricos en Chile. Conforme su reporte financiero del III trimestre, los ingresos de Femsa Salud rebasaron la cifra de 18,300 millones de pesos entre agosto y octubre con una rentabilidad cercana a 5%.

Muy gratificante debe ser para el director general de Femsa, Eduardo Padilla, que de 2013 cuando incursionó en este segmento a la fecha, hoy Femsa Salud es el segundo renglón que le genera más liquidez después de sus tiendas Oxxo, pero si se considera la embotelladora Coca-Cola, el rubro de salud es el tercero. Simplemente ya tiene 6 cadenas de farmacias de formato pequeño y mediano en Latinoamérica: YZA, Farmacon y Moderna en México; Cruz Verde en Colombia y Chile; Fybeca y SanaSana en Ecuador; y Maicao, cadena de tiendas de belleza en Chile.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor