Mariela Martinez Hernández, de 30 años, nunca hubiera pensado convertirse en canoera y hacer la Travesía Sagrada Maya remando durante horas de Xcaret a Cozumel si la esclerosis múltiple (EM) que padece desde hace 6 años no se hubiera detenido.

Hoy ve lejanos los días en que le daban desmayos repentinos o cuando la enorme pesadez en las piernas y el abdomen le impedía caminar o cuando en plena luna de miel sintió un engarrotamiento tal que no pudo salir del cuarto de hotel.

Apenas si recuerda cuando un neurólogo le diagnosticó erróneamente un tumor en el cerebro y pasaron dos años para dar con el diagnóstico correcto. Hoy le hace feliz recordar cuando llegó con su ahora neurólogo en Cancún y le prescribió Alemtuzumab, el cual le ha permitido recobrar su vida, sus actividades e incluso convertirse en deportista de alto rendimiento y remar por kilómetros en canoa el pasado fin de semana.

Antes de Alemtuzumab, Mariela ya había probado otros tratamientos para EM, como Natalizumab y Tysabri, pero fue hasta con Alemtuzumab que sus brotes (como se le llaman a las recaídas en la esclerosis múltiple) pararon por completo.

A la fecha, en México sólo hay aprobados dos anticuerpos monoclonales para tratar esta enfermedad, principal causa de discapacidad en adultos jóvenes (20 a 40 años) después de accidentes.

El primero, Natalizumab, fue lanzado en 2005 por Stendhal (aunque es un desarrollo de Biogen Idec, de origen suizo), y los médicos dicen que es efectivo; el punto es que debe administrarse cada 28 días.

El más reciente, Alemtuzumab, de Genzyme –brazo biotecnológico de Sanofi-, trae una novedosa y más fácil forma de administración, con 5 viales (tomas) el primer año y otros tres viales el segundo año. Para el paciente es más cómodo esto que cada mes someterse a una inyección; permite mayor apego al tratamiento.

En el caso de Mariela, tomó las dosis del primer año y desde entonces no ha tenido ninguna recaída; en febrero tomó una última dosis y está bajo vigilancia médica con análisis periódicos pero sus lesiones neurológicas están cediendo.

Sanofi nos informa que 85% de los pacientes tratados con Alemtuzumab se mantienen libres de recaídas a 6 años, e incluso hay estudios que evidencian resultados favorables por más de 15 años. Esto genera mucho optimismo. La doctora Irene Treviño Frenk, neuróloga adscrita al servicio de Neurología del Instituto Nacional de Nutrición, nos comparte que ella ha comprobado los buenos resultados de Alemtuzumab y esas experiencias positivas le permiten ser optimista; no descarta que pronto podría hablarse ya de remisión de la esclerosis múltiple.

El caso de Mariela y cada vez más testimonios exitosos obligan a pensar que todos las personas con esclerosis múltiple deberían acceder a este tratamiento. El problema, como en todos los medicamentos de última generación, es el precio.

Natalizumab cuesta 52,000 pesos la dosis mensual y Alemtuzumab cuesta 22,000 pesos la dosis que se aplica 5 veces el primer año y 3 el segundo. Ninguna de las dos se considera barata –la investigación cuesta y más en biotecnología, dicen los laboratorios-, pero es de suponerse que si las autoridades lo analizan bien, realmente el caso de la segunda tiene un incuestionable costo/beneficio: son 8 dosis en dos años con mejorías irrebatibles.

El laboratorio Sanofi ha explicado todo esto al Consejo de Salubridad General –cuyo secretario titular es el doctor Jesús Ancer- pero el organismo no ha accedido a incluir a Alentuzumab en el cuadro básico; por tanto, el tratamiento no está disponible para la salud pública.

O sea, quien está viendo en México resultados grandiosos con los anticuerpos monoclonales para esclerosis múltiple son aquellos afortunados con seguro médico privado o los pocos que lo pueden pagar, claro ejemplo de por qué el gasto de bolsillo en este país es de los más elevados del mundo.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Twitter: @MaribelRCoronel

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.