Antes de que se promulgara la Reforma Energética, estuvieron vigentes un par de figuras legales que permitieron de manera incipiente la participación de la iniciativa privada nacional e internacional en el sector eléctrico nacional. Se trata de los productores independientes y de autoabasto.

Estas dos figuras, o mejor dicho empresas privadas que han participado en el mercado eléctrico, con estas dos figuras, están frente a un escenario de potencial confrontación legal con la Comisión Federal de Electricidad y el gobierno mexicano.

En 1992 con la reforma del sector eléctrico se crearon los Productores Independientes de Energía (PIE) y los Pequeños Productores (PP), mismos que estaban sujetos a tres funciones exclusivamente: 1) vender la energía a CFE, 2) exportarla y 3) autoabastecerse.

Quienes mayor participación tienen con esas figuras son empresas internacionales.

En ese contexto, el pasado 2 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó fuertes acusaciones en contra de las empresas privadas del sector eléctrico.

Acusó que hicieron fraude a la Nación y aseguró que ya tenía el cálculo del daño económico.

No mencionó a ninguna de las empresas por su nombre, no presentó pruebas, pero aseguró que ya había instruído que se presenten denuncias.

También mencionó  que dialogaría, por separado, con cada una de las empresas.

El Presidente de la República arremetió en contra de las empresas del sector eléctrico al responder a una pregunta en torno a la controversia constitucional contra la política de Confiabilidad, que interpuso la Comisión Federal de Competencia Económica y que fue admitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La embestida presidencial contra las empresas privadas del sector eléctrico es muy parecida a la que hizo recientemente contra las empresas constructoras de gasoducto.

Primero las desacredita públicamente, las acusa de abusar  y de ejercer contratos “leoninos”, desfavorables a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El presidente de México lleva varias semanas atacándolas y acusándolas verbalmente.

En ésta última ocasión, aunque sigue siendo todavía una acusación genérica, ya dejó ver algunos indicios de, contra quiénes van.

Habló de licitaciones y presuntas variaciones en las tarifas a través de los anexos.

Por esas características pudiera tratarse de las figuras de Productores Independientes de Energía y de Autoabasto.

Platiqué con un par de expertos sobre el tema y coinciden en que los contratos firmados con las empresas que operan bajo ese par de modalidades lo hicieron luego de procesos de licitación transparentes y bajo estándares internacionales. Me dicen que seguramente existe alguna confusión.

El vocero de la plataforma México Clima y Energía, Víctor Ramírez, me dice que a partir de las declaraciones presidenciales se acercó con distintos capitanes de empresa del sector eléctrico y le comentaron que todos están tranquilos precisamente porque los contratos, aunque complejos, todos son públicos.

Otro experto que prefirió no ser citado, advierte que probablemente la confusión se genera en que en ese tipo de contratos, en México y el mundo, se establecen fórmulas para regular la incertidumbre a lo largo del tiempo respecto de la cotización del tipo de cambio del peso frente al dólar y el comportamiento del combustible. Eso explica por qué se revisan las tarifas ex post.

Ambos conocedores del tema afirman que las dos figuras o modalidades permitieron la operación de centrales más eficientes que usan el combustible más barato del mundo (el gas que viene de Texas) y tienen las turbinas de mayor eficiencia.

Además, en virtud de la Reforma Eléctrica del 2013 ya no se dan más permisos en esas figuras y sólo están vigentes los que se concedieron previamente. Así las cosas.

Atisbos

CEESP.- Claridoso, el organismo de estudios económicos del sector privado, sostiene que las obras insignia de este gobierno son insuficientes para contrarrestar la recesión y tendría mayor impacto un programa nacional de apoyo para que las empresas del país sobrevivan a la quiebra y salven empleos.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.