Del 24 al 29 de abril estuve en Panamá durante los últimos días de la campaña por la Presidencia de la República, que tendrá lugar el próximo domingo 5 de mayo.

En la elección panameña los medios, los analistas y los políticos dan gran importancia al contenido de las propuestas de gobierno y a la manera que los candidatos dicen las van a realizar.

La ciudadanía está bien informada sobre la contienda electoral y sobre la oferta de los candidatos, por lo menos así lo pude constatar en la capital y la zona conurbada.

En esta ocasión participan siete candidatos: cuatro van por partidos y tres están registrados como independientes, aunque tienen una amplia trayectoria política.

Los independientes son Marco Ameglio, Ana Matilde Gómez y Ricardo Lombana. Éste se ha apropiado del espacio simbólico de ser quien está fuera del sistema. Los analistas consideran que sus propuestas son pobres.

Entre 15 y 20% del electorado, sobre todo los jóvenes, rechaza a los partidos y se inclina a votar por un candidato independiente.

El candidato del Frente Amplio por la Democracia (FAD), Saúl Méndez, es el que cuenta con la menor intención de voto. Está por abajo de 1 por ciento.

Rómulo Roux, de Cambio Democrático (CD), heredero político del presidente Martinelli, ahora en la cárcel, tiene una propuesta semejante a la del PVEM mexicano. Sus spots, parecen calcados de los que este partido utilizó en la última campaña presidencial en México.

El Partido Panameñista (PP), ahora en la Presidencia de la República, lleva como candidato a José Blandón, alcalde de la capital, quien ha hecho la propuesta de gobierno que se considera la más sólida.

Su campaña ha sido austera y ha planteado ideas novedosas. Se enfrenta al rechazo ciudadano, a la gestión del presidente Juan Carlos Varela, que es de su mismo partido. En la cultura política panameña está muy arraigado el voto de castigo.

El Partido Revolucionario Democrático (PRD) tiene como candidato a Nito Cortizo. Encabeza todas las encuestas, a pesar de que ha perdido puntos en la medida que avanza la contienda.

Los analistas consideran su propuesta de gobierno como anacronía y propia de los años noventa del siglo pasado y que está lejos de hacer frente a los desafíos que hoy enfrenta Panamá y la región.

A esto se añade el rechazo del electorado al respaldo que el PRD da a las dictaduras de Venezuela y Nicaragua. Y también su manifiesta simpatía por el gobierno de Cuba.

Las encuestas muestran números muy distintos y sólo coinciden en dar el primer lugar a Cotizo, que a lo largo de la contienda se mantiene a la cabeza en todos los sondeos.

No se esperan grandes sorpresas y el día de la elección, de acuerdo a las encuestas, todavía Roux y Blandón pueden ofrecer competencia al candidato del PRD. Faltan dos días para conocer el resultado.

[email protected]

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.