Ahora que se aprobó la ley que fomenta la donación de órganos al morir (todos seremos sujetos de donar nuestros órganos a menos que, específicamente, expresemos nuestro desacuerdo), también se incluyó un punto trascendental en lo relativo al aprovechamiento de las células madre de cada niño nacido en el DF.

En los reportes informativos, este punto casi no se tomó en cuenta pero es sumamente importante. La Asamblea Legislativa capitalina aprobó en su iniciativa que el cordón umbilical de todos los recién nacidos en el DF no se tire a la basura, como ha sucedido históricamente, y sea aprovechado para donarse a los dos bancos públicos de célula madre que existen en el país.

Dos enfoques tiene esta decisión. Por un lado, es positivo que el gobierno ya tenga la conciencia de aprovechar esa riqueza biológica, dados los avances irrebatibles en el uso de la célula madre para combatir cada vez más enfermedades. En contrapunto, está el hecho de que la familia derechohabiente ya no es dueña de la célula madre del pequeño que nace, a menos que lo pida expresamente para depositarla en un banco privado.

Contar con la célula madre en una familia, en efecto, es como tener un seguro de vida que serviría en el futuro para sanar a algún integrante de la familia con alguna enfermedad letal. Almacenar las células de la pulpa de dientes de leche es como la cobertura amplia y congelar la sangre del cordón es como la cobertura limitada. De lo contrario, es posible recurrir a bancos privados pero, ahí, el problema es encontrar la célula compatible y los costos aún son inaccesibles.

Las empresas privadas que en México reciben cordón umbilical y dientes de leche para asegurar su aprovechamiento en el futuro crecen intensivamente. La gran mayoría almacena la célula madre en bancos criogénicos en el extranjero; sin embargo, también ya hay bancos privados en México.

El caso más destacado es el de Banco de Célula Madre (BCU), una empresa mexicana que ya almacena más de 30,000 muestras. En el 2011, el BCU recibió el premio a la exportación porque su concepto lo ha exportado con éxito a Latinoamérica y está por entrar a España.

Rodrigo Riquelme, director de Franquicias del BCU, dice que el reto es regular adecuadamente estos bancos privados de célula madre. Son vigilados como si fueran bancos de sangre y la forma en que operan es totalmente distinta. Ya trabajan desde hace rato con legisladores del PAN, que han mostrado apertura en el tema, pero ha tardado más de lo esperado y, ahora, la esperanza es que no pase del siguiente periodo legislativo.

Los profesionales de la salud ya aprovechan células madre en hematología, osteopatía, ortopedia, maxilofacial, etcétera y cada vez encuentran más usos. Se piensa que en breve serán útiles para combatir Parkinson, infartos, hipoxia cerebral, diabetes y enfermedades vasculares.

Aparte, está el creciente negocio del uso de células madre en el ámbito de belleza, nicho en el que, cada vez más, son usadas como vacunas antivejez para reducir arrugas y mejorar apariencia. Y, aquí, el uso se masifica tanto que trabajar en su regulación es urgente.

Cofepris y legisladores

A escasos días de concluir el periodo legislativo, el titular de Cofepris, Mikel Arriola, repasó la agenda con los diputados e hizo énfasis en tres prioridades para los últimos meses: 1) la firma de acuerdos para la ágil entrada de medicamentos nuevos con seis agencias internacionales (EU, Canadá, Suiza, Australia, Japón y Unión Europea); 2) la conclusión de la auditoría que está haciendo la OPS para reconocer a la Cofepris como agencia internacional, y 3) La aplicación del reglamento de fármacos biocomparables. También reportó que la Cofepris ya certificó 65 empresas, listas para exportar productos pesqueros ahora que China ha abierto sus puertas. Se prevé que no menos de 50,000 toneladas de producción de mares mexicanos lleguen a China.

Los candidatos sobre nutrición infantil

Este jueves 26 de abril conoceremos la visión de los candidatos a la Presidencia de la República en torno de la salud y nutrición de los mexicanos. Quién duda que es un aspecto de lo más relevante para el futuro del país en términos económicos. En el marco del Día de la Nutrición Infantil y celebrando su quince aniversario, la Fundación Dianui, que preside Alejandro Chávez, organizó una serie de conferencias con expertos sobre el tema e invitó a los candidatos presidenciales para que también escuchen las recomendaciones de la Academia (coordinadas por la Funsalud), de las organizaciones sociales (por el Cemefi) y de la industria (por la Concamin). Posteriormente, se discutirán las posturas y en junio saldrá un documento que exponga las conclusiones.