Kamala Harris está en el ojo del huracán por ser la primera vicepresidenta en la historia de Estados Unidos y recientemente por haber sido designada por el presidente Biden como la encargada de abordar el desafío migratorio. No obstante, también lo está por su marido.

El marido de Kamala Harris, un abogado de origen judío de nombre Douglas Emhoff, contrajo nupcias con Harris en el 2014, y el 20 de enero de 2021 se convirtió en el primer “Segundo Caballero” de Estados Unidos, después de 38 “Segundas Damas”, y aunque no tiene un trabajo oficial en la Casa Blanca, el rol que ha aceptado tomar podría convertirse en el éxito de Harris, si es que decide ser candidata a la presidencia en el 2024.

Porque se está convirtiendo en una especie de ícono del cambio que las mujeres quieren en el mundo, al poner bajo la luz la puesta en práctica de nuevos roles masculinos, en un momento mundial de lucha por nuevos roles femeninos, y ya hay incluso quien lo describe, como “una especie de Michelle Obama”, pero en masculino.

Así de carismático y así de dinámico, es como es percibido, con los más de un millón de seguidores con los que cuentan sus perfiles en Twitter e Instagram. En donde además de contar con los personales, también cuenta con los oficiales de “Segundo Caballero.”

Después de que Harris asumió su cargo, Emhoff decidió separarse de su trabajo como socio en el poderoso bufete de abogados DLA Piper, en donde se ocupaba de asuntos relacionados a derechos de televisión, cine y publicidad, para centrarse en causas centradas en la justicia, los derechos humanos y la igualdad. Además de convertirse en profesor de la Universidad de Georgetown, para que así no haya colisión alguna entre intereses privados y públicos.

Acción que definitivamente ha sido acertada. Sin embargo, lo que más resalta de esta postura, es el hecho de que el abogado este llevando acabo este rol en un momento en que la participación de la mujer en el mercado laboral de Estados Unidos está en su récord histórico más bajo desde 1988.

Con base en un estudio publicando recientemente por el National Women's Law Center (NWLC), desde que inició la pandemia aproximadamente 2.3 millones de mujeres han perdido su empleo, comparado con 1.8 millones de hombres durante el mismo periodo.

Por lo que se puede decir que actualmente solamente el 57% de las mujeres en edad de trabajar tienen un empleo, comparado con el 69% de los hombres. Situación que según la Vicepresidenta de asuntos educativos y laborales del NWLC, tiene mucho que ver con el cierre de escuelas y guarderías.

No todas tienen “la suerte de Kamala”, que se vive a través del sueño de que pueda convertirse en la primera mujer en presidir el rumbo de la nación que aún permanece como la más poderosa del mundo, y también a través de las historias de las redes sociales en las que su marido aparece jugando un estratégico rol secundario, formado por una equilibrada combinación de fan número uno y mejor aliado.

Las mujeres son el futuro y también el 50.52% de las 328,461,000 personas que conforman la población de Estados Unidos, y eso los Emhoff-Harris lo saben.

¿Cuántas no querrán ser ella? O mejor aún, ¿Cuántas no querrán un marido como él?

Enigmas que sin duda revelarán su respuesta conforme nos acerquemos a las elecciones de 2024, en donde el marido de Kamala será un personaje que no debemos perder de vista.

El último en salir apague la luz

Twitter: @HenaroStephanie

Stephanie Henaro

Profesora de Geopolítica

El último en salir apague la luz

Analista y comentarista mexicana. Estudió la licenciatura en relaciones internacionales en el Tecnológico de Monterrey CCM y en el Instituto de Estudios Políticos de París (Sciences-Po). Cuenta con una especialidad en política exterior rusa por el MGIMO de Moscú y una maestría en Geopolítica, Territorio y Seguridad en la Universidad de King’s College London en Inglaterra.

Lee más de este autor