El 20 de enero pasado el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública difundió sus reportes de incidencia delictiva para diciembre del 2019 y para todo el año recién transcurrido, los que pueden verse en www.gob.mx/sesnsp/acciones-y-programas/incidencia-delictiva-87005?idiom=es

Como los reportes anteriores, muestran qué tantos delitos se cometieron y cuántas víctimas se registraron durante cada mes del año y los totales anuales.

Los datos difundidos nos muestran que la incidencia disminuyó para algunos delitos y lo contrario ocurrió para otros.

Por ejemplo, decreció el número de varios tipos de robo.

El robo a cada habitación disminuyó 2.55%, registrándose un total de 80,849 denuncias. De este total, 72,595 fueron sin violencia, 4.15% menos que en el 2018. Sin embargo, 7,894 se cometieron con violencia, lo que representa un aumento de 15.06% respecto al 2018.

¿Disminuyeron los casos de robos a casa sin violencia porque los habitantes de las mismas gastaron más dinero para protegerlas físicamente con alarmas, barrotes, mejor iluminación y otros métodos? ¿O porque los vecinos de una zona se coordinaron para vigilar mejor su barrio o unidad al reportar vía WhatsApp o redes sociales la presencia de personas no conocidas o para realizar rondines de vigilancia ciudadanas? ¿O será que las policías locales realizaron mejor sus tareas preventivas? ¿O tal vez los investigadores de los ministerios públicos identificaron y capturaron a más ladrones? ¿Pudiera ser que los jueces enviaron a más malhechores a la cárcel?

Sea como sea, bajó la incidencia de este delito y podemos dormir menos intranquilos.

Los robos de vehículos automotores de cuatro ruedas y de motocicletas se redujeron 13.62% en el 2019. Los robos de coches con o sin violencia disminuyeron 15.93% y los de motocicletas 2.20 por ciento. Esto es una buena noticia para los dueños de vehículos. Sin embargo, vale la pena estacionarlos en lugares seguros porque el robo de autopartes aumentó 11.59 por ciento.

Para los transeúntes hay buenas y malas noticias. El robo en vía pública disminuyó 9.25%, pero en espacio abierto al público aumentó 11.90 por ciento.

Las calles siguen siendo inseguras para los mexicanos en muchos lugares del país porque el robo en transporte público individual (taxis, Uber, etc.) creció 24.52% y en transporte individual (vehículos particulares) 31.97 por ciento. Sirve de consuelo saber que el robo en transporte público colectivo decreció 5.46 por ciento.

En el 2019, 450 bancos y 109,918 negocios fueron asaltados, un aumento de 14.21 y 3.18%, respectivamente. Ante el fracaso de la autoridad, los dueños de dichas empresas deberán mejorar sus medidas de seguridad.

Otros delitos contra el patrimonio de organizaciones y personas se dispararon el año pasado: el fraude en 15.47%, el abuso de confianza en 11.55%, la extorsión en 28.51% y el despojo en 11.60 por ciento.

Finalmente, los homicidios dolosos aumentaron apenas en 1.03%, mientras los secuestros de todo tipo disminuyeron ligeramente, 0.53 por ciento. No hubo aumento ni disminución notable.

A partir de estos números, ¿puede afirmarse que están dando resultados los esfuerzos que los gobiernos federal y estatales realizan para combatir a la delincuencia? Sí para algunos delitos; no para otros.

Eduardo Ruiz-Healy

Periodista y productor

Columna invitada

Opinador, columnista, conferencista, media trainer, 35 años de experiencia en medios de comunicación, microempresario.