La Conpapa y la Secretaría de Economía se enfrentan.

A pesar de que el gobierno mexicano lo ha rechazado y desmentido una y otra vez, la Confederación Nacional de Productores de Papa de la República Mexicana (Conpapa) insiste: el secretario de Economía, Bruno Ferrari, entregó al sector de la papa en México a cambio de una silla o un lugar entre los países que negocian el acuerdo transpacífico.

El coordinador de negociaciones internacionales de la Conpapa, Bosco de la Vega, asegura que tiene copia de un documento filtrado desde Estados Unidos en el que se dispone el compromiso entre los gobiernos de dicho país y México.

Es un documento que la Conpapa ha buscado conseguir aquí en México, a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) pero hasta ahora la respuesta ha sido negativa.

El gobierno mexicano respondió que no publicará el documento porque puede menoscabar las relaciones internacionales entre México y Estados Unidos, ya que en el vecino país del norte se le dio el carácter de confidencial.

La respuesta oficial -dice el representante de la Conpapa- es que ese documento está reservado por 12 años.

En consecuencia, Bosco de la Vega pregunta: ¿qué le pidió el gobierno de Estados Unidos a México y qué le dio México a Estados Unidos como para que se tenga que guardar por 12 años ese documento?

Es un documento cuya publicación está reservando la Conpapa para los próximos días, cuando el Secretario de Economía comparezca ante el Poder Legislativo. Por otra parte, la Conpapa exhibe una carta del Congreso de Estados Unidos firmada por senadores y congresistas, en la que piden la apertura del mercado mexicano para los productores estadounidenses.

Advierte que hay grandes intereses en el gobierno estadounidense por impulsar la apertura del mercado mexicano de la papa y apunta hacia la relación de los hermanos John Salazar y Ken Salazar.

El primero es integrante de la Comisión de Agricultura del Senado estadounidense y el segundo es el Ministro de Agricultura de aquel país.

Segunda embestida de EU

No es la primera vez que el gobierno de Estados Unidos intenta lograr la apertura, en un solo sentido, de la papa: desde el norte hacia el sur.

Se trata de una presión política que está aplicando el gobierno estadounidense luego de que durante el gobierno de Vicente Fox se intentó, pero, después de nueve años fracasó el intento de exportar papa a México en un solo sentido y sin la posibilidad de que los exportadores mexicanos envíen el tubérculo a ese país.

Bosco de la Vega destaca que desde 1938 Estados Unidos no ha aceptado papa fresca mexicana en el territorio estadounidense.

Daño potencial: $100,000 millones

El daño potencial a la agricultura nacional rondaría los 100,000 millones de pesos, de acuerdo con un estudio del Grupo de Economistas Asociados (GEA), realizado a petición de la Conpapa.

A la fecha, en México son 22 los estados productores de papa; producen 1 millón 500,000 toneladas.

El intento frustrado por exportar papa fresca a México fracasó por la gran cantidad de plagas y enfermedades que venían asociadas con la papa estadounidense.

Para De la Vega, la Secretaría de Agricultura que encabeza Francisco Mayorga, cedió ante las presiones de la Secretaría de Economía. Ferrari, acusa De la Vega, arrasó con el sector productivo y se impuso a la Secretaría de Agricultura.

CUENTOS VERAS

En el prolongado pleito entre las operadores de telefonía, la Corte le dio la razón a Telcel y, en consecuencia, perdió Axtel. Como resultado, está en riesgo la viabilidad de Axtel pues tendrá que pagar cantidades multimillonarias a sus competidores en el negocio de telefonía móvil.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx