El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció la creación del nuevo organismo denominado Seguridad Alimentaria Mexicana (SAM) que se constituirá con la fusión de Diconsa y Liconsa. El titular será Ignacio Ovalle Fernández.

Tanto las siglas como el personaje designado para encabezarlo inevitablemente retraen al pasado.

Sam, ¿autosuficiencia?

Llama la atención la coincidencia de las siglas y objetivos de los programas del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y del expresidente José López Portillo.

Aunque López Obrador lo abrevió como Segalmex, bien podría abreviarse como SAM, igual que el que lanzó José López Portillo (el 18 de marzo de 1980), bajo el nombre del Sistema Alimentario Mexicano, con el propósito de alcanzar la autosuficiencia en granos básicos.

El lanzamiento del SAM —coordinado por Cassio Luiselli— en los 80 se hizo en el contexto del rechazo de México a su adhesión al Acuerdo General de Aranceles Aduaneros, antecedente de la Organización Mundial de Comercio, cuando se optó por mantener el modelo de economía cerrada.

El SAM de López Portillo y el SAM de López Obrador proclaman el mismo objetivo: lograr la autosuficiencia alimentaria.

Y como en los 80, López Obrador en su sexenio buscará aplicar una política de precios de garantía para apoyar a los productores del campo.

El nuevo SAM se lanza cuando México cumple casi un cuarto de siglo con su economía abierta al comercio internacional.

Tortivales y Ovalle

El nombre de Ignacio Ovalle Fernández evoca al pasado porque en su tiempo, como director de Conasupo, protagonizó el capítulo de los “tortivales”, con los que se entregó un kilo de tortillas gratis por día. Ese programa fue considerado, aún en su tiempo, como populista y evidentemente enfocado a captar votos electorales.

Ovalle Fernández fue secretario particular del expresidente Luis Echeverría y coordinador del INI-Coplamar con el expresidente José López Portillo. También colaboró en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

¿Sam II?

Del nuevo organismo SAM (o Segalmex, como usted prefiera), anunciado por el virtual presidente de México, todavía no se conocen los detalles.

Sin embargo, el próximo secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, anunció que se fortalecerá la canasta básica con 36 productos disponibles a través de esta gran cadena, a precios bajos y orientada a la población más pobre.

Al ser el próximo titular de Agricultura el que habló del nuevo Segalmex, permite anticipar que bajo el nuevo organismo, Diconsa y Liconsa ya no estarán sectorizados en Sedesol como ocurre hoy sino en la Secretaría de Agricultura.

Ese simple movimiento o resectorización de Diconsa y Liconsa podría significar que cambiarán su perfil de orientación social, es decir, de apoyo a la población más pobre, para cambiarlo a un perfil de apoyo a productores de bajos ingresos.

¿Pobres o productores?

Y ¿cuál es la diferencia?, seguramente se estará preguntando usted, amable lector.

La diferencia es que probablemente el subsidio que hoy se dirige a la población más débil en términos económicos se mantenga en parte y se reoriente a los productores, a través de la aplicación de precios de garantía.

Durante los años del “modelo económico neoliberal”, la orientación de Liconsa fue la de comprar la leche en donde tuviera el precio más bajo (en México o el extranjero) y alcanzara para proveer del producto a más mexicanos.

Con la apertura de los mercados, la visión tecnocrática de los últimos gobiernos y la eliminación de los precios de garantía, se privilegió la eficiencia del gasto.

Como ocurrió en el pasado, si se llegan a aplicar precios de garantía para pagar a los productores, se incentivará la ineficiencia y mala calidad.

Podría ocurrir, por ejemplo, que en lugar de comprar la leche que dispensa Liconsa en los mercados internacionales, se busque comprar en México, aunque sea más cara.

Ahorros

No todo es malo. Hay quienes ven con buenos ojos la fusión de Diconsa y Liconsa, porque permitirá importantes ahorros operativos.

Sin embargo, también prevén posibles conflictos con los sindicatos. Liconsa está sindicalizada con la FTSE y Diconsa con la CTM.

Liconsa se ha convertido en una entidad más urbana mientras que Diconsa llega a los puntos más apartados del país.

Liconsa provee de leche a segmentos de población vulnerables.

Diconsa lleva a las poblaciones más alejadas alimentos básicos a precios bajos.

ATISBOS

LUNA DE MIEL. Sigue la buena relación entre los grandes empresarios de México y el presidente electo Andrés Manuel López Obrador. La reunión de ayer con el Consejo Mexicano de Negocios, que encabeza Alejandro Ramírez, es una más en la operación cicatriz que ambas partes están realizando. Bien por el diálogo.

DNI. Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, es contundente al advertir que México recibirá hasta 50% menos turistas extranjeros si se utilizan los recursos del Derecho de No Inmigrante para construir infraestructura, específicamente el Tren Maya. Esa decisión impactaría negativamente en la industria turística nacional, asegura el dirigente.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.