Último debate entre los candidatos en la contienda por la gubernatura del Estado de México. En la víspera, los principales diarios de la ciudad de México publican los resultados de sus encuestas preelectorales: 15 días antes de los comicios, el priísta Eruviel Ávila Villegas tiene una ventaja ¡de 30 puntos!, sobre su más cercano contendiente, el perredista Alejandro Encinas Rodríguez. Ambos levantamientos registran datos que ameritan estar en los encabezados y en vez de eso aparecen con letras chiquitas: uno de cada cinco entrevistados no respondió a los cuestionamientos de los encuestadores y entre quienes sí respondieron, uno de cada cuatro manifestó que todavía podría cambiar su voto.

A la conquista de los indecisos y de los votantes independientes se han volcado -cada uno por su lado- Encinas y Bravo Mena. El priísta, desde que inició la campaña, realiza tareas de mantenimiento , aunque cada aparición en la red estatal de radio y televisión le cuesta algunos puntos.

Cumplido su objetivo estratégico de erigirse como el rival de Eruviel, el perredista ha procedido a convocar a los mexiquenses a ejercer el voto útil y a no ceder a la tentación del abstencionismo. La evidencia disponible, sin embargo, no permite asegurar si una amplia participación en la jornada del próximo 3 de julio podría beneficiarlo... o todo lo contrario.

En las horas previas al último debate, comienza a circular información que será mostrada ante las cámaras de televisión. Alguna ya se ha vertido en el seno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, donde legisladores del PAN y PRD impulsaron un exhorto que se remitió al gobernador Enrique Peña Nieto para que investigue -en el ámbito de su competencia- presuntos desvíos de recursos públicos a la campaña de Eruviel Ávila.

Circula el expediente del helicóptero, Augusta West Land, matrícula XA-UPD, utilizado por el priísta. Sería la prueba irrefutable de que los empresarios Juan Armando Hinojosa Cantú y David Peñaloza estarían detrás de los gastos del priísta.

Dueño de una flotilla de aeronaves que abarcaría un Bombardier Challenger CL-600 -para uso exclusivo del gobernador Peña Nieto-, un Learjet 60, dos Hawker 800 y dos Learjet 35, este potentado de origen tamaulipeco es consuegro del exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera, y vive un segundo aire en términos empresariales, después de algunos problemas financieros de mediados de los 90. Esta bonanza coincidió, de acuerdo con empresarios de la zona de Toluca que armaron ese expediente, con la llegada de Arturo Montiel Rojas al gobierno del Estado de México y se ha perpetuado en el sexenio peñista.

Hinojosa Cantú, junto con los hermanos Luis Armando y David Peñaloza -de Tribasa- y Juan Armando Cantú -de Teya- serían los empresarios consentidos en los últimos dos sexenios.

Eruviel deberá aguantar los embates y no caer en provocaciones. Ya bastante tiene capoteando embestidas al fuego amigo . Abundan las anécdotas sobre estos asuntos: hace cosa de un mes, por ejemplo, el candidato del PRI al gobierno mexiquense acudió a una cena a la que habían sido convocados una docena de importantes hombres de negocios.

La campaña que le coordina el presidente estatal del PRI, Luis Videgaray Caso, le permite contar con el tiempo suficiente para realizar trabajo de gabinete y atender una agenda alterna . Entre colaboradores la llaman la otra campaña y es un recorrido que realiza invariablemente de la mano de Videgaray, con visitas en corto con dueños de medios informativos, líderes religiosos y prominentes empresarios.

En aquella reunión -organizada por Alberto Baillères y Claudio X. González-, Videgaray habló durante 90 minutos y el candidato ¡menos de un cuarto de hora!

Unos días después, molesto por las limitaciones en la entrega de artículos utilitarios, el doctor Ávila habría tenido una fuerte discusión con el doctor Videgaray, quien -por instrucciones de Peña Nieto-controla la campaña, política y financieramente.

¡El candidato soy yo! , habría estallado Eruviel. Aun así, los estrategas y los proveedores del PRI son fiscalizados desde el Palacio de Gobierno de Toluca.

Lo que parece que Eruviel podrá hacer en las urnas -vencer a Encinas y Bravo Mena- no podrá hacerlo con Videgaray.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿PACIENCIA? Ernesto González, coordinador de asesores de la Secretaría de la Función Pública, debería ser postulado en una terna de la declaración más absurda. Ayer pidió a los reporteros que esperen tres o cuatro años para que se regularice el funcionamiento de Compranet, el sistema electrónico que contiene la información sobre los contratos y las licitaciones otorgadas por el gobierno federal. Pasado ese lapso -presumió- ya verán la cantidad de información que va a poder analizar el ciudadano y los periodistas de lo que hay en Compranet, creo que va a ser un muy buen ejercicio de rendición de cuentas . ¡Órale!

MALA RACHA. A punto de quedar fuera de la Dirigencia Nacional del Partido Nueva Alianza, Jorge Kahwagi afronta también algunos problemas en los negocios. Y es que Cosmocolor -la empresa ancla del emporio familiar- perdió el contrato para la elaboración de las licencias de conducir en Puebla. No era cualquier contrato: el proyecto implicaba 10 millones de dólares por tres años de servicios.