En esta colaboración, aunque sea tardíamente, de manera breve quiero hacer un comentario sobre lo expresado por el presidente Felipe Calderón en Bridgetown, Barbados: Opinó que mientras en muchos países las manifestaciones se dan contra los gobernantes en turno, en México se realizan en contra de otros actores .

Concretamente se refería a las protestas hacia Enrique Peña Nieto y su partido el PRI por cuenta, en un principio, de los estudiantes de la Ibero, que posteriormente hicieron suyas alumnos de otras instituciones de educación superior.

Lo que no me percate bien al escuchar las palabras del Ejecutivo es si su comentario lo hizo en tono de burla o en son de reproche. Si la protesta estudiantil fue un golpe a su vanidad de gobernante o le produjo celos políticos: ¿Cómo tratan a un candidato y a su partido como si fueran gobierno y no oposición? ¿Acaso mi partido y yo estamos pintados?

Otro asunto que trataré de desarrollar es el de los deslindes de los candidatos a la Presidencia de la República con las personalidades y los temas que les generan negativos. El primero en poner esta práctica en acción fue López Obrador, que con su República Amorosa se deslindó del beligerante Andrés Manuel de hace seis años.

Josefina Vázquez Mota se desmarcó de Juan Molinar Horcasitas en Tercer Grado -el programa de televisión así llamado, no la clasificación de las quemaduras provocadas en los infantes de la guardería ABC. La candidata de Acción Nacional aprovechó un comentario que hizo en dicha emisión, si mal no recuerdo, Carlos Loret, para negar cualquier relación personal de ella con Herodes -así llamó ayer Javier Sicilia al Secretario de Acción de Gobierno del partido blanquiazul-. Muy hábil doña Josefina, categóricamente declaró que Juan Molinar Horcasitas, quien días antes había estado muy activo en la preparación de la mascarada -PAN vs PRI- llamada Mesa que más aplauda , asistía a alguno de sus actos de campaña en su carácter de directivo del partido, pero no formaba parte de su equipo.

También Gabriel Quadri, de manera mucho más amable, digamos que no se desmarcó, sino delimitó su relación con la dueña del Partido Nueva Alianza del que es candidato. Al ser cuestionado sobre su relación con Elba Esther Gordillo, el ingeniero contestó que sólo ha visto a la Elbeja Reina del Panal durante un desayuno que duró dos horas. (Tiempo suficiente -infiere el textoservidor- para fijar los objetivos de su campaña y la cuota a cobrar según el porcentaje de votación alcanzado).

Pero sin duda el deslindador que provocó este comentario es Enrique Peña Nieto, quien la semana pasada se llevó todos los madrazos del mundo y, no obstante esto, -o a pesar de esto o gracias a esto, yo ya no sé ni qué onda- sigue muy bien posicionado en las encuestas.

El mexiquense se deslindó de Tomás Yarrington al señalar que ni el PRI ni él están en posición de defender a nadie. Y en el pronombre indefinido nadie el candidato del copete englobó a Moreira, a Marín, a Montiel, a Fidel, a Ulises Ruiz, vamos incluyó hasta a su amigo, el gran trabajador Carlos Romero Deschamps. Por cierto, éste también se deslindó de su hija al manifestar: Estoy dispuesto a hacernos una prueba de ADN para demostrar que no es mi hija . El líder petrolero concluyó así su declaración: Prefiero ser catalogado como cornudo que como malversador de los fondos del sindicato a mi cargo . Lo anterior lo supe por medio de mi fuente (la de Petróleos, cita en Reforma esquina con Periférico).

Perro Mundo

Te acuerdas, me preguntó Ricardo, de la saga de películas italianas que vimos en los años 60 llamadas Perro Mundo (Mondo Cane). Más o menos, le contesté sin mucha convicción porque sufro un Alzheimer cinematográfico que me hace olvidar la película que vi la semana pasada. Sólo recuerdo -me sinceré- que eran documentales en donde presentaban aspectos contrastantes del mundo. Por ejemplo, un restaurante muy elegante en Nueva York en el que sirven hormigas fritas, escarabajos, huevos de mariposa, gusanos batidos a precios carísimos y en contraste presentaban alguien que se moría de hambre o algo así...

No -toma la voz cantante Ricardo que es gran cinéfilo-, en contraste con la comida que venden en el restaurante Collony de Nueva York, Guillermo Jacopetti y Franco Prosperi, directores del filme, ponen escenas de un panteón para perros que hay en Los Ángeles, California, -toma en cuenta que estamos hablando de 1962- donde los dueños de los perros muertos los entierran y van a visitar sus tumbas, les llevan flores y creo que hasta les rezan...

-No mames, sólo les rezan a los San Bernardo -le digo y continúa Ricardo con un monólogo que no viene al caso porque ya es hora de comer -o tal vez por eso lo platica-, en fin, les hago una transcripción tal y como lo recuerdo:

-Y también muestran un restaurante de Taipei, Formosa, donde los perros se cocinan. Los más apetecibles son los Terrier, los Boxer, los Poodle, pero los favoritos son los Chow Chow. En una ganadería japonesa los terneros son masajeados por expertos para ablandarles la carne. Cada becerro toma seis botellas de cerveza al día a pico de botella para cebarlos. Cada filete de estos terneros va a parar a tres o cuatro restaurantes de Tokio o de Nueva York, y son carísimos.

Y a propósito de engordar en la isla mayor del Archipiélago Bismarck, las mujeres más guapas de la isla son encerradas en una jaula a comer un alimento a base de tapioca hasta llegar a pesar 130 kilos. Según la película, al dictador de ese lugar le gustan robustas, presentan a su esposa más reciente con la que tiene ocho hijos y pesa 130 kilos, la favorita con la que tiene 10 hijos y pesa 150 kilos. El jefe tiene 27 hijos y pesa 34 kilogramos.

Si no me crees vamos a buscar las películas y verás que lo que te digo es verdad -me reta-. No hace falta, te creo todo, admiro tu memoria de elefante. ¿Qué tal te cae el Rey de España?

Un banquete de huevos

Habrá notado el lector, si es asiduo a mi columna, que este textoservidor es más disperso que un televisor con el control remoto manejado por un indeciso, pero valga en mi descargo que a pesar de las largas divagaciones regreso al punto de partida. Así lo hice con Ricardo: Bueno ¿y a qué vino lo de Perro Mundo? -le pregunté.

Entonces tomó mi computadora que estaba encendida y puso en el buscador de Internet: www.levelup.com/articulos/19769/j-Leve

Leo una nota periodística surgida en Japón. Mao Sugiyama, un chef de 22 años que se declara asexual, se extirpó el pene y los testículos en marzo del 2012. Puso sus genitales en el refri. Ahí estuvieron hasta el 13 de este mes, cuando Mao los descongeló y los cocinó con champiñones y perejil, y los sirvió a cinco comensales que pagaron 250 dólares por cabeza -más bien por persona-. Mao dijo que esto lo hizo como un acto para despertar conciencia sobre las minorías sexuales. Los 1,250 dólares recaudados fueron utilizados para la recuperación médica de Mao, quien es pintor de profesión. Su dealer -vendedor de su obra- está muy contento. Declaró que, en lo sucesivo, Mao Sugiyama será más productivo, pues por las mañanas, cuando esté frente al lienzo en blanco, no tendrá nada que rascarse.

El lector puede corroborar la noticia que me dio Ricardo por medio del link que aquí le doy. Si es aprensivo no lo lea antes de la comida tal y como el poco asqueroso de Ricardo hizo conmigo. Es más, todavía se atrevió a hacer un chiste: Dijo que como eran cinco los comensales y el tipo no estaba muy bien dotado antes de cortárselo vio una película XXX para excitarse.

En eso nos habló mi mujer para comer. En la mesa había comida encargada a un restaurante argentino. Comimos los ñoquis, la carne y la ensalada. Ni Ricardo ni yo tocamos la chistorra.

Oí por ahí

La frase de hoy: ¿A que no puedes quemar sólo una?