La pérdida de patente del rey de la cirugía robótica, el llamado robot  Da Vinci de la empresa Intuitive Surgical, abre un capítulo sumamente interesante hacia adelante, no sólo porque se convertirá en tecnología más accesible, sino por las nuevas versiones de equipos robóticos que ya están tocando la puerta para suplir al Da Vinci.

Grande es la expectativa entre el mundo médico por ejemplo con el robot que resulte de la alianza entre Johnson & Johnson y Google -Verb Surgical- cuyo lanzamiento en teoría es esperado para este año con elementos novedosos trabajados por Alphabet.

Medtronic, líder mundial en dispositivos médicos altamente tecnologizados y que en el 2018 adquirió la empresa de cirugía robótica Mazor, igualmente ya va muy encarrilada y se prevé pronto esté anunciando un cercano lanzamiento de sus robots quirúrgicos con elementos de inteligencia artificial.

Se dice que la nueva época de la cirugía robótica viene ahora con máquinas más pequeñas, más accesibles y más flexibles que verdaderamente impactarán una nueva revolución tecnológica en medicina.

La novedad es que todo ello será tema del primer Congreso de la Asociación Mexicana de Cirugía Robótica (AMCIR) a realizarse en la ciudad de México en paralelo con el cuatro Congreso Latinoamericano de Cirugía Robótica que reunirá a centenares de médicos de todas las especialidades quirúrgicas más avanzadas de distintos países de la región.

Es fácil imaginárselo como una fiesta de videogames pero altamente especializados y exclusiva para médicos practicantes de cirugía robótica. En dicho Congreso, tanto Verb Surgical como Medtronic darán avances sobre las monerías de sus esperados monstruos robóticos, y los médicos tendrán oportunidad de practicar con ejercicios y participar en concursos con simuladores. Hay que decir que las cirugías robóticas es laparoscopía asistida con un robot intuitivo, cuyos brazos minúsculos son maniobrados por el médico a través de una consola de realidad virtual, permitiéndoles mucha mayor precisión pues ven en tamaño 10 veces más grande y en tercera dimensión, lo que permite cirugías mas acertadas y eficaces.

El gastroenterólogo Javier Kuri, pionero en cirugía gastrointestinal con robot, uno de los principales impulsores de la cirugía robótica en México y vicepresidente de AMCIR, nos hace ver que la cirugía robótica no debe verse como cosa del futuro, pues ya es parte del presente desde hace bastante tiempo.

En el mundo lleva usándose desde hace 20 años. Sólo en Estados Unidos hay 3,100 robots quirúrgicos repartidos en hospitales de los 51 estados; en Europa, casi 900 y en Asia se estima ha adquirido 300.

Son tecnologías cuyo costo no baja de 3 millones de dólares. De ahí que en América Latina la cantidad es limitada pero creciente: 150 robots. El mayor número está en Brasil. En México se han adquirido 14 con los cuales se han realizado 5000 cirugías robóticas a la fecha, de acuerdo con AMCIR.

A México los primeros robots Da Vinci llegaron desde 2011-2012. El primero fue en el Hospital Puerta de Hierro en Guadalajara (ahora una versión obsoleta aprovechable solamente para enseñanza). Luego la cadena de Hospitales Ángeles es de los que más ha invertido en estos robots pues hoy tiene en Pedregal, Lomas, Del Carmen en Guadalajara y Valle Oriente en Monterrey. El Hospital San José fue otro de los primeros. Y los últimos adquiridos están 1 en el Hospital Español y 1 en el San Ángel Inn, cadena del Grupo Dalinde que crece en forma interesante.

Los adquiridos por gobierno están en el Hospital GEA González -fue el primero del Gobierno-, el ISSSTE ya tiene 3 ubicados en el 20 de Noviembre y Hospital Zaragoza, Hospital Central Militar y Hospital Naval. El IMSS a la fecha no tiene ninguno.

[email protected]

Twitter.com/MaribelRCoronel

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.