A más tardar en un mes comenzará a corregirse el chipote de morosidad relacionado con los créditos de nómina que se registra en la cartera de los principales bancos del país.

La corrección tendrá que observarse con base en las recomendaciones que haga el órgano supervisor del sistema financiero a los bancos.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) revisa con lupa los procesos de originación de los créditos de nómina de las instituciones de crédito y los obligará a que los concedan con base en la capacidad real de pago de las personas.

Recomendaciones o más reservas

Es decir, los bancos tendrán que tomar en cuenta el monto total de los distintos créditos que tiene el acreditado para conceder un crédito de nómina y evitar, desde el origen, la morosidad de sus clientes.

No será una regla general para todos los bancos, sino recomendaciones puntuales y distintas para cada una de las instituciones.

La CNBV, que preside Guillermo Babatz, incluso analiza si es necesario cambiar o ajustar las reglas de reservas de crédito de nómina para las instituciones de crédito.

Pero por lo pronto, será a través de sus recomendaciones, que son de carácter obligatorio, como se espera que comience a desaparecer el chipote de morosidad que están generando los créditos de nómina.

La concentración

Ésa es la expectativa del Presidente de la CNBV, que mantiene a su equipo trabajando de cerca con los seis bancos más importantes del país, que concentran el segmento de crédito de nómina: Bancomer, Banamex, Banorte, Santander, Inbursa y HSBC.

Las cifras que muestran el aumento en el número de créditos de nómina, reflejan: Santander, 84%, HSBC, 75 por ciento. Ambos bancos están por arriba del promedio del sistema. Le siguen Banamex, con 54%; BBVA Bancomer, con una tasa de aumento de 31%; Inbursa, con 15%, y Banorte, con 14 por ciento.

Y es que aunque la cartera vencida en los créditos de nómina no observa un nivel alto de morosidad, lo que preocupa al órgano regulador del sistema financiero es el efecto que está teniendo sobre las carteras automotrices, de créditos personales, hipotecarios y de tarjetas de crédito.

Y es que lo que se ha detectado es que los clientes de la banca que están cayendo en cartera vencida son aquellos que ya tienen otros créditos y están utilizando al crédito de nómina como instrumento de financiamiento.

Ése es el camino más seguro para caer en morosidad.

La estadística revela que un consumidor tiene dos veces más probabilidad de caer en cartera vencida cuando entre sus créditos tiene uno de nómina.

Éste es un problema que se detectó desde marzo pasado y se consignó en el reporte del Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero.

Las recomendaciones de la CNBV para los bancos tendrán que comenzar a surtir efecto a partir del próximo mes de julio.

CUENTOS VERAS

La novedad es que el sindicato de mineros, que recién recibió la toma de nota para Napoleón Gómez Urrutia -aunque, presuntamente, está prófugo de la justicia-, modificó sus estatutos para conceder la máxima autoridad y representación, con facultades superiores incluso a las que tiene la figura del Secretario General del sindicato, a la figura de Presidente, que ya prevé su propia normatividad. La intención es darle el máximo poder a su Presidente, como tendrán que llamarle al líder de la organización. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que encabeza Rosalinda Vélez, sujeta por la jurisprudencia que sentó la Corte al ordenar a esa dependencia la toma de nota del controvertido dirigente, no tendrá de otra más que revisar, como si fuera una sencilla y simple oficina administrativa, la documentación, cotejarla y dar la toma de nota al cambio de los estatutos de la organización minera.

Por cierto, hablando del sindicato minero, aseguran fuentes siempre bien informadas que la disidencia ha mermado a las huestes de Napoleón -acusado de quedarse con los 55 millones de dólares del fideicomiso de los trabajadores- a tal extremo que se están esforzando por quedarse con la representación sindical de otras ramas industriales. Está en su mira la industria automotriz. ¿Habrá quién se les oponga?

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx