Los hechos, más que los dichos. Apenas si terminó la sesión inaugural de la vigésima reunión plenaria de los consejeros de Grupo Banamex Accival, Eustaquio Tomás de Nicolás Gutiérrez -mandamás de Desarrolladora Homex- reveló que el presidente Felipe Calderón prefiguró un empate técnico en la carrera a Los Pinos, pues el puntero sólo tiene una ventaja de 4 puntos sobre el segundo lugar.

¿Verdad o mentira? Verdad. Nos dijo que los candidatos están muy parejos y que están a 4 puntos de diferencia , declaró el empresario culiacanense, que va a ser una elección muy reñida y que va a estar entre Josefina y Enrique .

De Nicolás se cuenta entre los poquísimos que tratan a ambos abanderados con familiaridad y chabacanería. Con la panista tuvo trato frecuente desde que fue Secretaria de Desarrollo Social. Al mexiquense lo conoció hace 15 años, en las instalaciones del IPADE, donde tomaban clases de liderazgo, en el nivel A-3 del método harvariano aplicado por la institución opusdeísta. Hasta allí, los hechos.

¿Verdad o mentira? Todo depende del cristal con que se mire. En su tradicional estilo -críptico, redundante-, Comunicación Social de Los Pinos reconoció que Calderón dijo que la elección presidencial será muy reñida , pero rechazó que en ningún momento (sic) hubiera mencionado a los contendientes, a los partidos políticos o a sus propuestas programáticas.

Nada sobre la manufactura y el financiamiento de la encuesta que habría dado fundamento a las declaraciones presidenciales. De Nicolás y otros consejeros de Banamex atribuyeron tal medición al área técnica de Los Pinos, encabezada por Rafael Giménez Valdés. Imposible saberlo, dado el ostracismo de los voceros presidenciales.

¿El Jefe del Ejecutivo está mal informado o compartió información inexistente en esa plática privada ? Calderón no es Vicente Fox y difícilmente se da licencia para una ocurrencia. Y menos de ese tamaño.

Todo lo contrario. Unas horas antes de que se difundiera la encuesta quincenal de Consulta Mitofsky, Calderón acabó -al menos temporalmente- con el mito de que la carrera por la Presidencia es un paseo de campo para Enrique Peña Nieto.

Por lo demás, ya había evidencia del registro de una elección muy reñida . Hace 10 días, el líder nacional del PAN, Gustavo Madero, refirió los datos obtenidos por la encuestadora Mercaei -una de las casas más beneficiadas por el gobierno calderonista- el segundo fin de semana de este mes. Peña Nieto está en primer lugar, con 34% de las preferencias; 29% lo tiene Vázquez Mota y 17%, Andrés Manuel López Obrador. Hay 5 puntos entre el puntero y la aspirante panista un día antes del inicio de la intercampaña.

Para la estrategia panista era de capital importancia posicionar a Vázquez Mota como la rival de Peña Nieto. Y después de la declaración presidencial de ayer, pueden darse por bien servidos.

A los estrategas panistas la reacción del priísmo les viene de lo mejor. No sólo por el atolondramiento de la respuesta de Peña Nieto -quien recomendó al Presidente cambiar de encuestador-, sino por la rigidez de la cúpula priísta, instalada en la negación de un escenario electoral que no sólo les parece increíble, sino absurdo.

Algunos líderes priístas cuestionan la veracidad del dato divulgado por Calderón. En el colmo de la estulticia, exigen que cumpla con el acuerdo del IFE que regula la publicación de las encuestas de pronóstico electoral levantadas desde el 18 de diciembre del 2011.

El artículo 237, fracción 5, del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales mandata a quienes soliciten u ordenen la publicación de cualquier encuesta o sondeo sobre asuntos electorales que se realice desde el inicio del proceso electoral hasta el cierre oficial de las casillas el día de la elección, que deberán entregar copia del estudio completo y la base de datos de la información publicada, al Secretario Ejecutivo del IFE.

Desde que Comunicación Social del instituto comenzó a monitorearlas, han localizado 28 publicaciones, sólo cuatro son encuestas originales , es decir, publicadas por el medio contratante o realizador (siete son reproducciones de encuestas publicadas con anterioridad en algún otro medio y 17, notas periodísticas sobre encuestas).

La Secretaría Ejecutiva del IFE, a cargo de Edmundo Jacobo Molina, sólo había recibido cuatro estudios de casas encuestadoras que habían realizado levantamientos en ese periodo: BGC, Ulises Beltrán y Asociados, Consulta Mitofsky y RIOaxaca.

Ya se verá si en el siguiente informe de Jacobo Molina sobre el cumplimiento del acuerdo toma en cuenta el incidente de ayer. Por lo pronto, arranca un nuevo capítulo de la contienda electoral. La guerra de las encuestas, otra vez. El desconcierto, otra vez. De nueva cuenta, el Ejecutivo federal juega en el filo de la navaja... Y la autoridad electoral observa. No actúa.

[email protected]