Desde que Grupo Citi anunció la venta de sus operaciones en México realizadas a través de la marca Banamex, los mercados y analistas se pusieron inquietos. Y no es para menos. De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Banamex tiene el 13.5% del mercado financiero total en México, sólo por detrás de BBVA, Banorte y Santander. Esta entidad financiera registró 2,152 marcas diferentes de productos e instrumentos financieros en el mercado mexicano de 2001 al 2016, de acuerdo con datos de Forbes México, las cuales abarcan los seguros, instrumentos de ahorro, créditos, inversiones, fundaciones, asistencia social, etc. Por lo anterior, BofA Securities considera que el valor actual de Banamex ronda los 15,000 millones de dólares.

Se han analizado varias razones por las cuales Grupo Citi está realizando dicha operación, la más aparente tiene que ver con la estrategia global que Citi ha estado manejando desde hace algunos años. México no es el primer mercado del cual esta empresa se retira, desde 2014 la empresa ha salido de Guatemala, Costa Rica, Panamá, Perú, Australia, Polonia y varios países de Asia como China y Vietnam. Otra razón se encuentra en la pérdida de mercado en los últimos 4 años, pasando del segundo lugar al cuarto en términos de penetración de mercado, ocasionado por el retroceso en 4% global. Aun así, la decisión sorprende porque el mercado mexicano es el segundo más grande en el que opera Citi, después de los Estados Unidos.

Entre los principales agentes financieros se maneja que la principal causa es la militarización del sector debido a la presencia del Gobierno Federal, vía el ejército, no sólo en las actividades económicas sino por el Banco del Bienestar. Recordemos que a través de este banco el ejército puede operar en mayor medida los recursos de los municipios, o los gobiernos estatales. Justo el segmento de mercado que está más alejado de las actividades financieras de los principales bancos en México. Aunado a lo anterior, está la posibilidad de que Banxico pueda manejar los flujos de dólares de procedencia sospechosa que se intentó concretar con la Ley Azteca.

¿Cuál de todas las hipótesis que se manejan es la verdadera? No hay certeza de ello, pero de lo que si hay certeza es de que la venta de Banamex cambiará la configuración del mercado financiero mexicano. Actualmente hay varias intenciones de compra, por ejemplo, Santander, Banorte y Banco Azteca. Si alguno de ellos logrará adquirir los activos de Banamex, sin duda modificaría la competencia actual.