Uno de los rubros más afectados por la pandemia es el de los bienes raíces. El confinamiento y el home office apuntan a transformar de fondo ese negocio, especialmente en el segmento de oficinas, tanto aquí como en el mundo.

En muchas ciudades de EU y Europa, aunque aún no se decide la proporción de empleados que seguirán desde casa, muchos de estos han abandonado sus residencias para relocalizarse en suburbios.

Si la desocupación de espacios en los corporativos es manifiesta, en el mediano plazo se apuesta a que las superficies serán menores. Aquí los bienes raíces viven un momento difícil. El Covid-19 sólo agudizó la caída que ha mostrado esa actividad por la desconfianza de muchas de las políticas del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Si bien ya se ha retomado la construcción de algunos edificios suspendidos, los nuevos proyectos serán contados.

Y es que de golpe se calcula que están desocupados 2.7 millones de metros cuadrados de oficinas en la CDMX, o sea 30% de la superficie disponible.

Muchos propietarios han tenido que conceder fuertes rebajas y aún así muchas extensiones se pactaron a plazos cortos, ya que aún no hay claridad del tiempo que perdurará la pandemia y menos de como quedarán los esquemas de trabajo.

Hasta ahora la absorción de espacios de oficinas es negativa, ya que la oferta disponible previa se sumó la fuerte desocupación. Obvio los precios se van a mantener acotados al menos durante 2021. Para firmas de bienes raíces como JLL de Pedro Azcué, Colliers de Javier Lomelín, Cushman de Víctor Lachica o Newmark de Giovanni D’Agostino, lo comercial tampoco ha ayudado. Hay cantidad de espacios libres en centros comerciales y el metro cuadrado también se ha ajustado. La nueva oferta será limitada, lo que se replica en lo turístico también deprimido.

El único ámbito activo es el industrial. Cantidad de bodegas que se construyen en el norte, el centro del país como Bajío, Edomex y CDMX, gracias al impulso del comercio electrónico y la logística.

Como quiera para los bienes raíces otro año para olvidar.

Novartis cierra planta aquí e inicia subasta

Resulta que la farmacéutica suiza Novartis que comanda Fernando Cruz está por iniciar una subasta digital el próximo 2 de diciembre ligada con el cierre total de su planta en nuestro país. Incluye obviamente todos sus equipos de producción y empaque. La política en esa rama por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha dado un giro de 180°lo que desestimulará la producción.

Holding y desliste de General de Seguros pronto

Tras de que General de Seguros que comanda Manuel Escobedo logró concretar la oferta de compra de las acciones que aún quedaban diluidas en el mercado, sólo falta que su desliste en la BMV que lleva José-Oriol Bosch sea aprobado por la propia bolsa y la CNBV de Juan Pablo Graf. Con ello se concretará un proceso muy largo y que se explica porque esa entidad es parte de la controladora Grupo Peña Verde, que es pública y en donde también están General de Salud y Reaseguradora Patria, entre otras firmas. La holding ofrece mayor flexibilidad financiera. Así que pronto.

Conafor 529,000 arbolitos de Navidad y por más

Inició la venta de arbolitos de Navidad. Pese a la crisis llegarán 600,000 unidades de importación desde EU y Canadá y el producto nacional significará 529,000 unidades de un total de 259 productores impulsados por la Conafor de León Jorge Castaños vía subsidios que significan hasta 70% de la inversión inicial. Este número implicará un brinco del 10% y la intención gubernamental es elevar la cifra durante el sexenio para impulsar ese segmento forestal. Conafor ya difunde una liga en donde se listarán 524 puntos de venta de los arbolitos que provienen de Puebla, CDMX, Edomex, Veracruz, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Zacatecas, Morelos, Jalisco, Durango, Chihuahua, entre otros.

Alberto Aguilar

Periodista y Economista

Nombres, Nombres y... Nombres

Periodista y economista. 40 años de carrera. Fundador de Don Dinero.

Lee más de este autor