Derivado de algunos conflictos geopolíticos en el mundo, 2011 fue un buen año para el precio del petróleo a nivel internacional. La cotización promedio de la mezcla mexicana de exportación fue de 99.8 dólares por barril, 40% arriba de lo observado en 2010.

El boom que mostró el también llamado oro negro benefició a las arcas del gobierno federal, debido a que la Ley de Ingresos de la Federación 2011 programó un costo de 65.04 dólares por barril de crudo, esto es, 35 dólares por debajo de lo que cotizó en el mercado mundial.

Así, los ingresos del sector público registraron excedentes derivados de la exportación petrolera cercanos a 17,000 millones de dólares en 2011, esto es, alrededor de 212,000 millones de pesos.

Para dimensionar la cifra. El monto representa casi dos veces lo que se destinó para Salud en este año (113,480 millones de pesos), o bien, alrededor de una quinta parte del gasto que la Federación le transferirá a los 31 estados y el Distrito Federal, el cual supera al billón de pesos.

La exportación de la mezcla mexicana dejó recursos a la Federación por alrededor de 48,928 millones de dólares en 2011, lo que significó un aumento de 36% respecto a 2010.

Lo anterior considerando que la cotización promedio de cada barril de petróleo fue de 99.8 dólares en 2011 y la producción, también promedio, fue de 1.34 millones de barriles diarios, la cual se registró hasta noviembre que Pemex tiene datos disponibles.

Sin embargo, el tipo de cambio limitó las ganancias del sector público. La Ley de Ingresos de la Federación estableció que en 2011 cada dólar costaría en promedio 12.90 pesos, es decir, arriba de la paridad observada (12.44 unidades).

Si bien la paridad cambiaria actualmente opera arriba de 13 unidades por billete verde, en la primera mitad del año pasado cotizó cerca de los 12 pesos.

Banamex comentó recientemente en un análisis que: Cada dólar adicional representa un poco más de 500 dólares para el sector público, antes de subsidios, aunque debe considerarse que la mayor apreciación cambiaria implica menos pesos por dólar .

Con el nivel de precios observado no fue necesario emplear la cobertura petrolera que el gobierno federal contrató para 2011. De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda, México blindó su plataforma con un costo de 812 millones de dólares. El contrato cubrió 222 millones de barriles a un precio de 63 dólares.